Desde el ministerio de Salud recordaron que en los grupos de riesgo se encuentran niños y niñas de 6 a 24 meses, embarazadas, madres de bebés menores de 6 meses, adultos mayores de 65 años, personas de 2 a 64 años con enfermedades crónicas y personal de salud.

El ministerio de Salud informó que ingresaron 12.360 dosis de vacunas antigripales -7.560 para adultos y 4.800 pediátricas- y que ya comenzó la distribución en los distintos efectores públicos de salud de Neuquén capital y del interior de la provincia.

La vacuna antigripal previene contra tres tipos de gripe: la influenza A (H1N1), la influenza A (H3N2) y la influenza B. Cabe aclarar que la vacuna antigripal 2013 contiene dos cepas diferentes a las de 2012 (para la influenza H3N2 e influenza B), siendo idéntica la cepa H1N1.

En esta época invernal, como todos los años, es normal que aumenten los casos de infecciones respiratorias agudas (IRA). Las IRA pueden afectar a las personas de todas las edades y suelen presentarse con algunos de los siguientes síntomas: fiebre, malestar general, tos, estornudos, dolor de garganta. Las más frecuentes son cuadros gripales, resfrío y anginas, producidos en general por virus.

En personas sanas suelen comportarse benignamente respondiendo a medidas generales. En el caso de los niños pequeños, personas mayores o los que padecen enfermedades crónicas estas afecciones a veces pueden complicarse.

Grupos de riesgo

Desde Salud recordaron que es importante que los grupos de riesgo estén vacunados, entre ellos se encuentran los niños y niñas de 6 a 24 meses; las embarazadas, en cualquier momento de la gestación; las madres de bebés menores de 6 meses (puérperas); los adultos mayores de 65 años; las personas de 2 a 64 años con enfermedades crónicas -con presentación de indicación médica-; y el personal de salud.

Para evitar el contagio

Se explicó que prevenir la gripe y otras enfermedades respiratorias contagiosas está al alcance de todos mediante algunas sencillas medidas. Es importante conocer qué medidas tomar para evitar el contagio, así como también qué hacer cuando se contrae alguna de estas enfermedades.

El ministerio de Salud recomienda las siguientes medidas dirigidas a la prevención individual como así también al comportamiento social que la situación actual amerita:

• Lavado de manos con agua y jabón varias veces al día, sobre todo antes de preparar o ingerir alimentos, al llegar de regreso a casa desde la calle, después de ir al baño, después de toser o estornudar, después de estar en contacto con objetos contaminados y antes de atender a los niños pequeños.

• Ventilar los ambientes, como oficinas, aulas y salas regularmente.

• Abandonar el hábito de fumar y mantener los ambientes libres de humo de tabaco.

• Mantener hábitos de vida saludable: alimentarse variado, descansar y abrigarse lo suficiente, realizar actividades físicas en forma periódica.

• Las madres deben amamantar a los niños y niñas hasta por lo menos los 2 años de edad.

Recomendaciones para personas afectadas

• Deben cumplir con el reposo indicado, preferentemente en casa, evitando las salidas innecesarias; especialmente no asistir a lugares cerrados con acumulación de personas hasta superar la enfermedad.

• Para reducir el contagio, se debe cubrir nariz y boca al toser y estornudar, preferentemente con algún tipo de papel descartable (pañuelos, toallas, etc.). Si no se dispone de éstos, es preferible utilizar el antebrazo en el pliegue del codo para cubrirse, y no las manos.

• Estas personas deben tener especial precaución en el lavado frecuente de manos, así como las demás medidas generales.