La utilización de anticonceptivos y la prevención de cáncer de cuello uterino fueron los dos ejes importantes de la capacitación.

Un taller sobre utilización de anticonceptivos, prevención de cáncer de cuello uterino, y salud sexual y reproductiva, se dictó el lunes en Bajada del Agrio. La actividad se llevó a cabo en el salón de usos múltiples del municipio y fue organizada entre dicha institución y el hospital local, según se informó desde el ministerio de Salud.

Fue abierta a toda la comunidad y se realizó en el marco de una serie de talleres que abordan problemáticas presentes en la localidad. Participaron aproximadamente 50 vecinos y vecinas.

Entre los asistentes, hubo auxiliares de servicio, docentes, talleristas de costura, trabajadoras de la municipalidad y agentes de distintas instituciones. Fue coordinada por la licenciada en Obstetricia, Patricia Méndez, quien estuvo acompañada por la jefa de área del hospital, Ailén Fernández.

“Ya se han hecho talleres sobre violencia en el noviazgo, abuso sexual y adicciones”, comentó Patricia Méndez y agregó que en esta oportunidad el taller que brindaron, “por pedido del municipio, fue sobre el correcto uso de anticonceptivos, prevención del cáncer de cuello uterino, los derechos sexuales y reproductivos, y prevención de enfermedades de transmisión sexual”.

Explicó también que “hubo mucho interés en la charla. Los temas que más inquietudes despertaron fueron los métodos anticonceptivos, y el cuidado y prevención en cáncer de cuello de uterino”.

Un espacio para la mujer

Por otro lado, Patricia Méndez comentó que “desde el año pasado estoy trabajando en el hospital de Bajada del Agrio; vengo desde mi hospital de referencia que es el de Cutral Co para hacer consultorio todos los viernes. Es un consultorio que habitualmente usan los médicos para la atención general, pero ese día las chicas de enfermería y la gente de gestión de pacientes lo preparan para que se puedan extraer y colocar el DIU, implantes subdérmicos, realizar control del embarazo, PAP, test de VPH y consejería con entrega de folletería”.

Agregó que “hay un genuino interés en la comunidad por venir a atenderse, se acercaron muchas adolescentes con su mamá, algunas vinieron solas, y desde que se brindó el espacio se corrió de boca en boca y fue muy buena la recepción que hubo del consultorio para la mujer”.

La licenciada atiende también a las mujeres los martes en el hospital de Mariano Moreno y los miércoles en el de Picún Leufú. El flujo de atención diaria en cada consultorio es variable, aunque habitualmente se atienden entre 14 y 16 mujeres.