Este nuevo congreso se denomina “Una oportunidad para el desarrollo sustentable” y se desarrolla en Villa La Angostura.

El ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, participó ayer de la apertura del IV Congreso Nacional de Sistemas Silvopastoriles, organizado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). La actividad se denomina “Una oportunidad para el desarrollo sustentable” y se desarrolla en Villa La Angostura. Cuenta con la colaboración del ministerio y el Consejo Federal de Inversiones (CFI), con financiamiento y como parte de la comisión organizadora.

La subsecretaría de Producción presentará un trabajo que forma parte de la sistematización de experiencia sobre las actividades de restauración del incendio de Ruca Choroi. Participan técnicos de las áreas provinciales relacionadas con bosque implantado, bosque nativo, ganadería y territoriales de áreas en las que existen posibilidades de implementar sistemas silvopastoriles (SSP).

Las jornadas tienen cinco ejes principales: aspectos sociales, sustentabilidad a distintas escalas, aspectos económicos, implementación, manejo y producción silvopastoril y manejos ambientales. De este modo, se abordarán cuestiones generales y luego experiencias específicas de la Patagonia y extra Patagonia. Además, se suman tres opciones de visitas de campo para el último día, todas en Neuquén.

Cabe destacar que, de la superficie total forestada en la Patagonia, la mayor actividad con la implantación de los sistemas silvopastoriles en plantaciones se desarrolla en Neuquén.

En Ruca Choroi

El trabajo desarrollado por la subsecretaría de Producción en ese sector de la provincia involucró 13 kilómetros de alambre, 19 parcelas de clausura para plantación con especies nativas, herbívoras y arbustales y 50.000 plantas colocadas en áreas prioritarias.

También englobó 5.000 jornales aportados por la comunidad afectada, exclusión del ganado del área afectada, planificación de un manejo ganadero con pastoreos y el trabajo con instituciones en el área de intervención, entre otras acciones.

Sistemas silvopastoriles

Se define como una forma de manejo en la que coexisten varios componentes: arbóreo, forrajero, ganadero, edáfico y social, y donde se generan interacciones ambientales, económicas y sociales, bajo un manejo integrado en el espacio y en el tiempo.

Los sistemas silvopastoriles (SSP) son la modalidad de uso de la tierra más frecuente en amplias zonas del país, e incluyen a la mayoría de los pequeños productores de las regiones boscosas. En la actualidad, se visualiza una clara tendencia al avance de la ganadería sobre regiones originalmente ocupadas por bosque nativo.

Los SSP presentan características particulares de acuerdo con el tipo de formación forestal (nativa o exótica), a la región de que se trate y al estrato de productores que lo implemente, pero en todas las circunstancias presentan ventajas comparativas a los sistemas ganaderos o forestales puros, en el aspecto productivo, ambiental y social.

Además, son una alternativa posible para la recuperación productiva de las amplias zonas de bosque nativo degradado, por lo que evaluar a los SSP a través de su aporte a la sustentabilidad ambiental, será fundamental.

Los sistemas agroforestales (entendidos en sentido amplio, incluyen los sistemas silvopastoriles) se encuentran en el centro de la agenda internacional: cambio climático; conservación de la agrobiodiversidad; conservación y recuperación de los suelos, aguas y bosques; desarrollo rural: seguridad alimentaria, generación de empleo, diversificación productiva, incrementos de ingresos de los pobladores del campo.