La actividad convocó en su tercera edición a productores de distintos puntos de la provincia y también de Río Negro.

La tercera edición de la Muestra Porcina de la Confluencia, realizada el pasado fin de semana en Senillosa, se sigue consolidando como el espacio de referencia para la producción porcina provincial, fomentando el intercambio entre los distintos actores del sector y difundiendo los últimos avances para mejorar la producción. Este año volvió a convocar una gran cantidad de productores, técnicos y empresas vinculadas con esta actividad productiva.

La actividad fue organizada por el ministerio de Desarrollo Territorial, a través de la subsecretaría de Producción y el Centro PyME-Adeneu y el INTA.

Además contó con el auspicio de la Entidad de Programación para el Desarrollo Agropecuario (EPDA), organismo provincial de enlace con el Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), la participación del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y del municipio local.

Actividades

Durante dos días, más de cien productores recorrieron la muestra y participaron de las charlas técnicas sobre temáticas como nutrición, elaboración de alimento balanceado, instalaciones, genética e inseminación artificial. También se realizaron visitas guiadas por áreas sobre los temas tratados y demostración de prácticas a campo, contando con alrededor cien animales. Por otra parte, técnicos del Centro Pyme-Adeneu estuvieron presentes brindando información sobre líneas crediticias para el sector.

Ariel Garralda, coordinador del Programa de Desarrollo Porcino de la provincia, opinó que “con las disertaciones realizadas se cubrió la demanda de los productores en los puntos claves de la producción porcina, como es la alimentación, instalaciones y el manejo. Hubo prácticas de atención de parto, inseminación y preparación de alimento”.

Además de los representantes locales, en la muestra se hicieron presentes visitantes de Rincón de los Sauces, Añelo, Picún Leufú, Piedra del Águila, Paso Aguerre, Zapala, Cutral Co, Villa Regina, General Roca, Catriel y Cipolletti, entre otras localidades.

Garralda también destacó la eficiencia de la producción provincial. “Según los datos oficiales de este año obtenidos por Senasa, quedó demostrada la eficiencia de los productores neuquinos en comparación con otras provincias que tienen la misma o mayor cantidad de cerdas madres, en cuanto a la eficiencia de producción de lechones y capones, sumado a la baja cantidad de verracos, debido a la aplicación efectiva de conocimientos de manejo reproductivo e inseminación artificial”, aseguró. Los datos indican que en la provincia hay cerca de 25 mil animales entre las diferentes categorías, de los cuales 4.528 son cerdas madres.

Los números demuestran que esta actividad sigue creciendo como alternativa económica para la región, especialmente en el departamento Confluencia. A nivel provincial hay unos 680 productores porcinos.

Además se han asentado empresas privadas proveedoras de alimentos balanceados, insumos y materiales para instalaciones, en paralelo al desarrollo de nuevos emprendimientos de productores.