“Es prioritario fortalecer la lucha, para acabar con el trabajo infantil”, aseguró el secretario de Trabajo, Oscar Closs.

Con motivo de conmemorarse mañana el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, el secretario de Trabajo, Oscar Closs, destacó que para el Gobierno provincial “es prioritario fortalecer e intensificar todos los días la lucha que nos permita erradicar completamente la situación de explotación económica de la infancia de la provincia”.

Para este año, desde la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se hace un llamamiento a favor de medidas que permitan introducir, mejorar y ampliar la protección social. En este sentido, la Provincia ha adherido a los programas nacionales Asignación Universal por Hijo y Progresar, que contribuyen a ampliar el sistema nacional de protección social.

Closs, destacó que para el Gobierno provincial “es prioritario fortalecer e intensificar todos los días la lucha que nos permita erradicar completamente la situación de explotación económica de la infancia de la provincia”.

Aseguró que “el 12 de junio tiene una significación especial para quienes queremos combatir este flagelo que padecen cerca de 5 millones de niños y niñas entre 5 y 14 años en todo el planeta”.

Desde su primera celebración en 2002, el Día Mundial contra el Trabajo Infantil se convirtió en una oportunidad para reforzar y promover la voluntad política y el compromiso de los gobiernos y de diferentes actores sociales (escuelas, universidades, medios de comunicación, organizaciones no gubernamentales, sindicatos, empleadores, entre otros) para erradicar esta modalidad.

Desde el área de Trabajo se realizan diversas acciones para luchar contra esta modalidad, a través de la Comisión Provincial para la Erradicación de Trabajo Infantil (Copreti). Esta comisión es un espacio de articulación y coordinación de las políticas de Estado tendientes a garantizar la promoción, restitución y protección de los derechos vulnerados de los niños, niñas y adolescentes con el fin de prevenir y erradicar el trabajo infantil. Toda su actividad se sustenta en el marco de la Convención de los Derechos del Niño que tiene jerarquía constitucional.