En la presentación, el ministro de Ciudadanía Gustavo Alcaraz, dijo que el gran desafío en derechos humanos “es lograr que cada ciudadano aprehenda esos derechos, los tome y se los apropie”.

El gobierno de la provincia, a través del ministerio de Ciudadanía y la subsecretaría de Derechos Humanos, fue anfitrión de la firma de conformación del Consejo Regional de Derechos Humanos, que reúne a las provincias de Río Negro, La Pampa, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Neuquén.

En el último Consejo Federal de Derechos Humanos, realizado en Tucumán en julio pasado, se estableció la conformación de consejos regionales de derechos humanos que nucleen a diferentes provincias, a los fines de tener una instancia de trabajo común para la articulación de una agenda de derechos humanos regional.

El ministro de Ciudadanía, Gustavo Alcaraz, celebró el desarrollo del encuentro en la ciudad de Neuquén y señaló que “cuando hablamos de derechos humanos es un gran desafío lograr que cada ciudadano aprehenda esos derechos, los tome y se los apropie”.

En este sentido señaló que “el desafío de este encuentro no es solo unificar la mirada sobre los derechos, sino que, por sobre todo, el ciudadano se sienta identificado con el trabajo y aprehenda esos derechos, los tome y se los apropie”.

Por su parte, la subsecretaría Alicia Comelli enfatizó la importancia de que junto a sus pares de la zona patagónica “podamos tener un ámbito, con el acompañamiento de la Nación para la búsqueda de políticas comunes y articuladas que tengan un mayor impacto en la sociedad».

Estuvieron presentes el secretario ejecutivo del Consejo Federal de Derechos Humanos de la Nación, Alejandro Collia, el secretario de Derechos Humanos de la Santa Cruz, Horacio Pietragalla; el secretario de Derechos Humanos de Rio Negro, Daniel Badié; y el secretario de Derechos Humanos de La Pampa, Antonio Curciarello; además de otras autoridades nacionales y provinciales.

Collia resaltó la importancia de que estos espacios «estén constituidos porque permiten a las regiones del país tener una agenda común y aunar esfuerzos en las respuestas que requieren las problemáticas de derechos humanos».

Hecha la firma del acta constitutiva, que establece como puntos más salientes: comprometer la realización del sistema de información periódica de la Nación, promover políticas públicas coordinadas en materia de derechos humanos y realizar acciones conjuntas para impulsar los asuntos de interés patagónicos en el seno del Consejo Federal de Derechos Humanos, los representantes de cada una de las provincias pasaron a elaborar la agenda común.

Antes de dar por terminada esta primera reunión, las provincias realizaron un declaración conjunta de las altas autoridades de derechos humanos de las provincias. Allí ratificaron su compromiso de reconocer como derechos fundamentales el agua, la electricidad y el gas; garantizar el derecho universal al trabajo y la jubilación e “instar a que el Estado sea promotor de valores culturales consecuentes con la Democracia, la Igualdad, los Derechos Humanos y no cómplice del consumismo individualista y la cosificación de la mujer”, entre otros puntos salientes.

Además, manifestaron su preocupación sobre temas, tales como: “la concesión sistemática por parte de la Justicia de arrestos domiciliarios a represores; los fallos judiciales que niegan la calificación de crímenes de lesa humanidad a asesinatos perpetrados por las Fuerzas Armadas en el marco del plan sistemático de exterminio; la cesión de facultades propias de las autoridades políticas al Comando Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas o la constatación de violencia institucional en comisarías, procedimientos, penitenciarias, centros de salud mental y atención a adultos/as mayores, en todo el país”.

El ministro de Ciudadanía, Gustavo Alcaraz, celebró el desarrollo del encuentro en la ciudad de Neuquén.