El ministerio de Salud y Desarrollo Social informó que el laboratorio Maistegui Perghamino (dependiente del Malbrán y referente nacional del Arbovirus) confirmó tres casos de dengue en Neuquén. Todos, se indicó, son importados de otra región.

Tres muestras enviadas por Neuquén el laboratorio Maistegui Perghamino (dependiente del Malbrán) fueron confirmadas hoy. Dos casos de Junín de los Andes, pertenecientes a soldados con permanencia en Posadas, Misiones, y otro con lugar probable de contagio en Iguazú, Misiones. Los tres casos son importados.

Es oportuno aclarar que estas enfermedades están ocurriendo en lugares o regiones geográficas donde hay circulación de mosquitos infectados por los diferentes virus que producen dichas enfermedades. Esto significa que, si no hay circulación de ese tipo de mosquitos en una región geográfica, no hay circulación autóctona de dichas enfermedades.

En Neuquén no hay circulación efectiva del mosquito Aedes, según los datos de vigilancia vectorial de la Subsecretaria de Salud de la provincia que se realiza durante los meses de enero a marzo desde el año 2010 a la actualidad.

Estas enfermedades tienen relación muy estrecha con factores ambientales, cambios climáticos, situaciones socioeconómicas y comportamiento o conductas sociales e individuales relacionadas al cuidado del domicilio, peri domicilio, entre otras, que colaboran con los criaderos y propagación del vector (mosquito).

Según la evidencia actual, estas enfermedades no se contagian de persona a persona y se pueden evitar con medidas de control de criaderos del vector (mosquito) y protección personal – familiar con repelentes y mosquiteros. Esto es necesario aclararlo ante noticias que indican se están llevando a cabo investigaciones para evaluar otras vías de transmisión interpersonales, en el caso de Virus Zika (vía sexual, trans-placentaria o por lactancia materna), investigaciones que recién se han iniciado y aún no cuentan con ninguna evidencia científica.

De todas estas enfermedades, solo la Fiebre Amarilla es prevenible actualmente por vacuna, cuyas indicaciones y contraindicaciones específicas están ampliamente difundidas en los vacunatorios provinciales oficiales.

Actualmente se vacuna en todos los hospitales públicos de la provincia. Como los frascos son multi-dosis, se debe acordar turno previamente con el vacunatorio, para el caso de los viajeros a zonas endémicas (que no hayan sido vacunados previamente). La vacuna es efectiva cuando se aplica por lo menos 15 días antes de llegar a destino.

También se ha dado a conocer en estas últimas semanas por los medios de prensa que Brasil desarrolla una vacuna que ofrecería protección contra los cuatro serotipos del virus Dengue y que podría extenderse al Zika, aunque para ambas vacunas faltan estudios clínicos que requieren tiempo.
Para reproducirse, el Aedes como cualquier otro mosquito, necesita de lugares donde se junte agua dentro de la casa, en los patios, balcones y jardines. Por eso la principal medida de prevención es evitar la formación de criaderos de mosquitos.

Prevención y recomendaciones para viajeros
Quienes se dirijan a otras regiones o países con circulación de estas enfermedades, deben adoptar las medidas preventivas para evitar las picaduras de mosquitos. Las mujeres embarazadas tienen que extremar estos cuidados.
Para Prevenir las picaduras, se recomienda: usar repelente y renovarlo cada 3 horas cuando estás al aire libre, utilizar espirales o tabletas repelentes en las habitaciones, colocar tules en cunas y cochecitos, proteger las habitaciones con mosquiteros en ventanas y puertas.

¿Cómo se transmiten estas enfermedades?
Son todas enfermedades virales transmitidas por la picadura del mosquito Aedes aegypti.
Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma y luego pica a otras personas sanas, les transmite esta enfermedad. El contagio se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos o de la leche materna. Sin embargo, aunque es infrecuente, para el caso del Dengue, también están descriptas la transmisión durante el embarazo y la vía transfusional.

Los síntomas del dengue comienzan a manifestarse por lo general de 5 a 7 días después de la picadura de un mosquito infectado Los síntomas de esta enfermedad son: fiebre alta (sin resfrío), malestar general, dolor detrás de los ojos, dolor muscular y de las articulaciones, náuseas y vómitos, erupción en la piel, sangrado de nariz y encías.
Frente a estos síntomas es importante no automedicarse y acudir al médico; no tomar aspirinas, ni ibuprofeno, no aplicarse inyecciones intramusculares porque puede complicarse la enfermedad.

El dengue es grave cuando durante el curso de la enfermedad, se producen hemorragias.