La actividad estuvo destinada a profesionales y técnicos del nivel central y de los hospitales de complejidad IV en adelante.

El ministerio de Salud informó que 25 profesionales y técnicos del nivel central y de los hospitales de complejidad IV en adelante, participaron de un curso sobre instalación de gases medicinales. La capacitación se implementó a través de tres encuentros que se desarrollaron en el salón de usos múltiples del hospital Bouquet Roldán y concluyó en el auditorio del Edificio III del Centro Administrativo Ministerial (CAM).

La actividad fue dictada por el bioingeniero Edgardo Díaz, quien es también capacitador en el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) y docente universitario de Anestesia en la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Participaron agentes de los hospitales Bouquet Roldán, Horacio Heller, Castro Rendón, Chos Malal, Piedra del Águila, Centenario, Plottier y Cutral Co-Plaza Huincul.

Entre los temas abordados en el curso estuvieron: ejemplos de riesgos; generalidades de los gases; legislación; producción; contenedores/ubicación; paneles/torretas/columnas y equipo de dosificación; transporte de sustancias peligrosas; y red de gases medicinales. También se realizaron prácticas en el hospital Bouquet Roldán.

En el cierre del curso estuvieron presentes el coordinador ejecutivo del ministerio de Salud, Román Cava, y la directora provincial de Salud, Andrea Peve.

Cava agradeció la participación y dijo que, en la medida que las personas involucradas sepan cómo utilizar los recursos aprendidos con el curso, las posibilidades podrán aprovecharse mejor. “Vamos a brindar un mejor servicio a cada persona que se acerque a los hospitales”, indicó.

Recordó que “hoy nos encontramos con tres hospitales en construcción, el de San Martín (de los Andes) que es nuevo, los de Rincón de los Sauces y Zapala en proceso de ampliación. Además, en un futuro bastante cercano se construirá el hospital Norpatagónico, con 32.700 metros cuadrados”.

Agregó que “en cada uno de esos edificios hay una gran cantidad de servicios y sistemas que tienen que funcionar y el trabajo que ustedes hacen todos los días es reconocido, por eso cuenten con nosotros para seguir formándose y sumar conocimiento”.

A su turno, Peve comentó que “esta capacitación nos parece sumamente importante, porque siempre es necesario revisar los protocolos que a veces quedan desactualizados”. En consecuencia, le propuso a los presentes pensar capacitaciones que consideren necesarias para optimizar el trabajo general en salud.

En la apertura de la capacitación estuvieron presentes el director provincial de Recursos Físicos y Biomédicos, Carlos Della Chá; el director general de Red de Ingeniería Hospitalaria, Juan Carlos Cárdenas; la directora de Red de Ingeniería Biomédica, Celeste Novoa; y el jefe del departamento de Equipamiento, Horacio Sánchez.

Della Chá agradeció la participación a los agentes y comentó que “esta capacitación era una materia pendiente, espero que la aprovechen para mejorar la red de gases medicinales de la provincia”.

Cárdenas comentó que el curso se organizó a fin de “reforzar la atención del área de gases medicinales, que es la provisión de oxígeno, de aire medicinal, vacío y otros gases especiales que son para los servicios de Salud”. Y agregó: “lo que buscamos es darles mejores herramientas y conocimientos sobre las instalaciones y las características de mantenimiento de esos gases a nuestros grupos técnicos”.

“Tenemos distintos tipos de gases y cuando mayor es la complejidad del efector de salud, es mayor el número de gases del que necesita ser provisto. En el Castro Rendón tenemos oxígeno, aire y vacío, que es la base de todos los hospitales, pero adicionalmente tenemos dióxido de carbono y óxido nitroso, y estos gases tienen una característica particular”, complementó.

Cárdenas destacó la importancia de “entender cómo se tiene que hacer el mantenimiento de las cañerías, por qué tienen que ser tratados de determinada manera los conectores, los problemas que puede tener la temperatura o fallas mecánicas y los riesgos que significan. Por eso necesario que se conozcan las características y los riesgos que tienen cada uno de los gases medicinales y así evitar accidentes”.

Díaz expresó que “los gases medicinales comenzaron a tomar relevancia a partir del año 2000 cuando se medicalizó el oxígeno, que como suministro general tiene que pasar a través de redes y canalizaciones especiales. Desde ese momento en adelante los hospitales empezaron a tener conciencia de que el lugar por donde pasan los gases tienen que tener ciertas reglas y normativas”.

Para finalizar, el capacitador comentó que “el IRAM, que es el Instituto Argentino de Normalización y Certificación, tiene diferentes normas técnicas que hay que conocer, para que el personal interno del hospital pueda hacer la auditoría a los proveedores o hacer su propia gestión interna para mantener las redes, que son una fuente de riesgo importante”.