Los profesionales se actualizaron en técnicas e instrumentos para la preparación, desinfección y obturación de los dientes.

Se desarrolló hoy una capacitación en Endodoncia, con la participación de 60 odontólogos que se actualizaron técnicas e instrumentos para la preparación, desinfección y obturación de las enfermedades de la pulpa de los dientes. La actividad se realizó en el Concejo Deliberante de la ciudad de Neuquén.

La apertura del curso estuvo a cargo de la directora general de Atención Primaria de la Salud, Solange Destaillats, quien manifestó que “estos encuentros sirven para poder ordenarnos en las líneas de acción que viene llevando adelante el departamento de salud bucal”, y agradeció el esfuerzo de todos los presentes que participaron.

Desde el departamento de Salud Bucal “se está trabajando con cada coordinador zonal con los índices de CPOD (Cariado-Perdido-Obturado), así como también estamos trabajando en el acompañamiento al programa por resultado de adolescencia”, expresó la directora.

Por su parte, la referente del departamento de Salud Bucal, Graciela Perotti explicó que “la idea del curso es poder dar un pantallazo general sobre endodoncia, porque no en todos los centros de salud y hospitales se practica”.

Asimismo, detalló que “para aquellos que no lo practican, le sirve la información para tener pautas de diagnóstico, tratamiento y preparación para hacer la derivación de los tratamientos de conducto; y para aquellos que lo hacen en sus lugares de trabajo, es contar con información actualizada, despejando dudas sobre los tratamientos”. Agregó que “me gustaría que esto sea como un disparador para después proponer más temas de interés y continuar realizando estos encuentros”.

Por su parte, el encargado de dictar la capacitación, Claudio Boiero, odontólogo especialista en Endodoncia, felicitó la iniciativa del equipo del departamento de Salud Bucal para organizar y llevar adelante este curso de actualización. Destacó la importancia de este tipo de capacitaciones para los profesionales odontológicos y mencionó que “dentro de las instituciones se observan falencias, y qué mejor que el propio sistema se proponga hablar de las problemáticas y buscar soluciones a través de la formación continua”.

Las nuevas tecnologías van en constante evolución, por lo que se considera de suma importancia ir actualizando los conocimientos y concientizar sobre la prevención en endodoncia en grupos etarios de riesgo como niños y adolescentes. Ante este panorama es que surgió la necesidad de realizar el curso, del que participaron 60 odontólogos de todas las zonas sanitarias de la provincia.

Desarrollo del curso

Durante la jornada, que se desarrolló en el Salón Verde del Concejo Deliberante, los participantes se instruyeron sobre los siguientes contenidos: anatomía quirúrgica y sus variantes; edad, maduración y desarrollo del terreno endodóntico; la irrigación y desinfección; la preparación del conducto; la obturación endodóntica y sus condicionantes anatómicos.

Dentro de los objetivos que se planteó el departamento de Salud Bucal se pueden mencionar: afianzar los conocimientos sobre el terreno endodóntico y sus variantes en los procesos de maduración y envejecimiento, y su impacto en las maniobras clínicas; concientizar sobre la prevención en los diferentes grupos etarios; y abordar las diferentes técnicas e instrumentos para la preparación, desinfección y obturación endodóntica.

¿Qué es una endodoncia?

Se llama endodoncia, de endo (interior) y doncia (diente), a un tipo de tratamiento que se realiza en odontología.

“Un tratamiento de endodoncia consiste en la extracción de la pulpa del diente, que es un tejido pequeño en forma de hebra, que se encuentra en el centro del conducto de la pieza”, explicó Perotti y dijo que “una vez que la pulpa se enferma, es dañada o muere, es necesario un tratamiento de este tipo”.

Al extraer este tejido, el espacio que queda se limpia, se vuelve a dar forma y se rellena. Este procedimiento sella el conducto radicular. La referente explicó que “años atrás, los dientes con pulpas dañadas o enfermas se extraían y ahora, el tratamiento de conducto salva piezas dentarias que, de otro modo, se hubieran perdido”.

Las causas más comunes de daño o muerte de este tejido son los dientes fracturados, las caries profundas y los traumatismos.

¿Qué significa CPOD?

El CPOD describe numéricamente los resultados del ataque de caries en las piezas dentarias permanentes de una persona o una población. Es el indicador odontológico más utilizado a través del tiempo, facilitando la comparación epidemiológica entre poblaciones de diferentes zonas, países y en diferentes épocas, como así también evaluar la aplicación de las diferentes medidas y métodos de prevención frente a esta patología.

La C se refiere al número de dientes permanentes que presenta lesiones de caries no restauradas. El símbolo P se refiere a los dientes permanentes perdidos. El símbolo O se refiere a los dientes restaurados. El símbolo D es usado para indicar que la unidad establecida es el diente, o sea, el número de dientes permanentes afectados, en vez de superficies afectadas o número de lesiones de caries existentes en la boca.