Se asignarán 180 pesos por hijo para desocupados y trabajadores informales

octubre 29, 2009

El anuncio fue formulado hoy por la presidenta Cristina Fernández en Casa de Gobierno, durante un acto al que asistió el gobernador Jorge Sapag. El mandatario neuquino dijo que se trata de “un acto de reparación social”.

Esta mañana, el gobierno nacional anunció la asignación universal para protección social por hijo menor a 18 años a todas aquellas familias que estén desocupadas o se desempeñen en el sector informal. En un acto realizado hoy en Casa de Gobierno, la presidenta Cristina Fernández difundió la firma del decreto 1602 que formaliza la asignación. De la ceremonia, participó el gobernador Jorge Sapag, quien calificó de “un acto de reparación social” la medida adoptada.

La asignación universal por hijo de 180 pesos destinada a desocupados o trabajadores informales será financiada con los recursos de la administración social, previa acreditación de escolaridad y cumplimiento del plan de vacunación de los chicos. Al respecto, el mandatario neuquino expresó su “pleno respaldo y apoyo” a la norma legal que apunta a reparar el tejido social en todo el país.

La Presidenta consideró que la medida “no va a ser el fin de la pobreza pero confiamos que puede constituir un paliativo para los sectores que todavía no tienen la posibilidad de un trabajo decente”.

El acto se desarrolló en el Salón Mujeres Argentinas del Bicentenario en Casa de Gobierno con la presencia de gobernadores, legisladores, dirigentes sociales y representantes de la Iglesia. La jefa de Estado señaló que el trabajo decente “es el único instrumento para combatir y erradicar pobreza” y defendió la política de empleo y previsión social implementada desde 2003.

Pidió además a los argentinos que entiendan que “nadie nunca podrá dejar de ser pobre si no se tiene educación y salud y por eso estas dos cuestiones están directamente vinculadas” con la asignación anunciada hoy.

Se refirió así a la decisión de que los beneficiarios de esta asignación deben acreditar la concurrencia de sus hijos a la escuela así como el cumplimiento del plan de vacunación oficial.

En cuanto al financiamiento, que insumirá 9 .965 millones de pesos anuales, la Presidenta dijo que el anuncio se puede realizar “porque decidimos que los recursos de los trabajadores deben servir a los trabajadores y a los que todavía no consiguieron trabajo”, al referirse a la estatización de los fondos jubilatorios que aprobó el Congreso en octubre de 2008.