Se amplió la planta de GLP de Villa Pehuenia

agosto 11, 2012

Da solución definitiva a los inconvenientes de suministro que, por el aumento de la demanda, se presentaban en la temporada invernal. La inversión fue de 1,7 millones de pesos.

El ministerio de Energía, Ambiente y Servicios Públicos anunció la finalización de la obra de ampliación de la planta de gas licuado del petróleo (GLP) que opera la empresa Hidrocarburos del Neuquén S.A. (Hidenesa) en Villa Pehuenia.

La obra solucionará definitivamente los inconvenientes de suministro que se suscitaban en la temporada invernal y demandó una inversión de 1,7 millones de pesos.

Esta localidad cordillerana cuenta con una planta de almacenaje de GLP de 6 tanques de 16 metros cúbicos y una red de distribución con una extensión de 13.500 metros que atiende a 350 usuarios, entre residenciales y comerciales, que demandan anualmente 1,8 millones de metros cúbicos de gas vaporizado.

Desde Hidenesa se indicó que el incremento de usuarios y la persistencia de bajas temperaturas aumentan la demanda estacional de gas, provocando en este caso inconvenientes en la operación de la planta tales como caídas de presión y cortes de abastecimiento en áreas más alejadas de la planta. Por ese motivo, la cartera energética priorizó esta obra y fue incluída en el presupuesto 2012.

Una situación similar se presenta en la localidad de Loncopué, por lo cual el ministro de Energía, Ambiente y Servicios Públicos, Guillermo Coco, instruyó al presidente de Hidenesa, Sergio Schroh, para que se avance en el proyecto y planificación de una obra similar en esa localidad.

Conjuntamente con el municipio local y la Cámara de Servicios Turísticos de Villa Pehuenia, se coordinó el cronograma de obras que permitió el montaje y reforma de la planta, para lo cual se procedió a interrumpir el servicio por cuestiones de seguridad.

Los trabajos incluyeron la ampliación del puente de regulación para aumentar el diámetro de salida hacia la red; la provisión de calentadores de fuego indirecto para aumentar la vaporización y evitar la formación de líquidos hacia la red; la instalación de bombas de descarga para operar con camiones de gran porte (22 toneladas); provisión de un sistema de odorización; instalaciones eléctricas de tableros para los nuevos equipamientos; construcción de recintos para calentadores y bombas.