Las nuevas instalaciones alcanzan a más puestos de internación y otros sectores con un sistema más seguro y eficiente en todo el hospital. 

El ministerio de Salud de la provincia del Neuquén trabaja permanentemente en el fortalecimiento del sistema de salud, a través del mejoramiento de las instituciones sanitarias de la provincia. Bajo esta premisa, recientemente se finalizó la obra de readecuación y remodelación del sistema de gases medicinales del hospital José Cuevas de Loncopué, la cual permite alcanzar a más puestos de internación y otros sectores con un sistema más seguro y eficiente. Para ello se realizó una inversión que supera los 4 millones de pesos.

 

“El fortalecimiento eficiente del sistema de salud es una política sanitaria presente en la gestión diaria como en el Plan Provincial de Salud 2019-2023, y esta obra en particular resulta importante porque amplía el sistema de gases medicinales a más puestos de internación y otros sectores del hospital de Loncopué, con requerimientos que cumplen además con las normas nacionales e internacionales”, indicó la ministra de Salud, Andrea Peve.

 

Además destacó que esta obra forma parte de los objetivos del Plan Quinquenal 2019-2023 presentado por el gobernador Omar Gutiérrez, en lo que respecta a la tecnología en Salud Pública centrada en el incremento de los niveles y calidad de los recursos para la salud, en términos de infraestructura física. En este sentido, parte de las metas están orientadas justamente a mejorar los niveles de respuesta sanitarios y administrativos, y los niveles de eficiencia de los servicios.

 

Desde la dirección general Red de Ingeniería Hospitalaria de la cartera sanitaria detallaron que los pliegos de la obra fueron confeccionados desde el Departamento de Equipamiento Industrial y apuntaron que la concreción de la misma permitió ampliar la red de cañerías de cobre de grado medicinal para llevar oxígeno, aire comprimido medicinal y aspiración a más puestos de internación y otros sectores de médicos.

 

En la obra se invirtió $4.026.486,55, lo que permitió readecuar y ampliar el sistema existente: en determinados sectores se colocaron tres paneles de gases medicinales (donde había dos); se incorporaron paneles de gases medicinales en sala pediátrica; se llevaron gases medicinales a sectores que no contaban con este insumo, como es el caso de la sala de preparto; y a la sala de partos se le incorporó aire comprimido, al igual que al sector de odontología.

 

En relación a los paneles incorporados, todos disponen de accesorios, como flujómetros o medidores de flujo (flumiters), para la dosificación de los gases y reguladores de aspiración. También cuentan con sistema de conexión DISS (Diameter-Index Safety System), para un acople seguro, rápido y de mayor compatibilidad con accesorios y anexos.

 

La obra también mejoró la Central de Gases Medicinales, con la colocación de una batería de filtros que garantiza que los gases medicinales cumplan con los requerimientos, según normas nacionales e internacionales.