La convocatoria de presentación de los Planes de Conservación y Manejo de Bosques Nativos de este año cerró con 29 proyectos.

El ministerio de Producción e Industria, a través de la subsecretaría de Producción, informó que se efectivizaron fondos por más de 1,8 millones de pesos para ejecutar planes forestales correspondientes a las comunidades Linares, Puel y al Lote 39 –cercano a Quillén–, en el marco de la Ley Provincial Nº 2780 de Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo.

La financiación de los planes se realiza a través del Fondo para el Aprovechamiento Sustentable y la Conservación de los Bosques Nativos creado por ley, que en total significan más de 18 millones de pesos para la provincia. De ese monto, 12 millones de pesos se destinarán a diversos planes presentados en la última convocatoria.

El objetivo principal del fondo es compensar los servicios ambientales o ecosistémicos que se brindan, así como la conservación de los bosques de la provincia y fomentar el uso sustentable de acuerdo con las categorías de conservación. Asimismo, esos fondos pueden destinarse al desarrollo de infraestructura productiva o de conservación, apoyo a proyectos silvícolas sin retorno económico, incorporación de tecnología, desarrollo industrial, desarrollo de la cadena de valor, investigación, mano de obra y asistencia técnica.

Acerca de los planes

La comunidad mapuche Puel llevará adelante un plan de conservación que tiene como finalidad controlar la invasión de plantas exóticas sobre el bosque nativo en una primera etapa. Comenzará con acciones de extracción de especies de pino ponderosa que se encuentran en un importante grado de avance sobre el bosque nativo y luego concretará actividades de difusión, capacitación y talleres en la comunidad.

En tanto, la comunidad mapuche Linares continúa con un plan de conservación mediante el cual realiza un importante uso del bosque nativo para el consumo de leña de todas las familias. Planea la construcción de parcelas con plantación de especies de rápido crecimiento y que sean apropiadas para la utilización como especies leñeras, que contribuirá a evitar el uso de leña de árboles nativos.

Además, las familias propusieron la plantación de especies nativas en el bosque degradado, tal como araucaria, ñire y lenga que, luego de establecerse, serán destinadas a mejorar un bosque comunitario de la cordillera.

En el Lote 39, la Corporación Forestal Neuquina (Corfone) desarrolla un plan de conservación sobre un espacio cercano a Quillén sobre el que se avanzó en una primera etapa y se comenzaría la segunda. En la primera parte, el plan contempló la construcción de un cierre perimetral que evita el ingreso de animales de lotes vecinos, los daños sobre los renovales de bosque nativo y los sectores de mallines. Además, se realizaron caminos de acceso a las partes más altas del establecimiento, obra que cumple un rol fundamental en la prevención y el control de incendios.