Sarampión y poliomielitis: la campaña de vacunación concluye en diez días

octubre 21, 2009

Aunque en algunas localidades se mejoró el nivel de inmunización, todavía es baja la participación en Neuquén capital y alrededores. Todos los menores de cinco años deben aplicarse las dosis.

La subsecretaría de Salud recordó que quedan apenas diez días para el cierre de la campaña nacional de vacunación contra el sarampión y la poliomielitis, destinada a los menores de cinco años. Indicaron que, si bien en varias localidades de la provincia mejoró el porcentaje de inmunización, aún son muy bajas las cifras correspondientes a Neuquén capital y alrededores, entre otros centros urbanos importantes.

La ciudad de Neuquén, señalaron, es el lugar donde se registran menos niños vacunados. A la fecha, la cobertura en la capital provincial es del 29 por ciento de la población meta, cuando debería ser superior al 60.

La referente provincial de Inmunizaciones de la subsecretaría de Salud, Irene Wietig, se reunió con los responsables de vacunación de Neuquén, Plottier y Centenario,  para evaluar las situaciones particulares y plantear posibles soluciones. A los encuentros también asistieron representantes de la filial Alto Valle de Río Negro y Neuquén de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y de las clínicas San Lucas, Ados y Pasteur.

Un 43 por ciento a nivel provincial

Wietig informó que, hasta la fecha, en la provincia “deberíamos haber alcanzado un 60 por ciento de cobertura y apenas tenemos un 43 por ciento” de menores inmunizados, por lo que “estamos analizando cuáles serían los posibles problemas y cómo se pueden ir resolviendo”.

Dijo que hay localidades donde la campaña se está desarrollando favorablemente, como El Huecú y El Cholar, donde ya alcanzaron la meta de vacunar a más del 95 por ciento de los destinatarios. Añadió que en otros lugares se superó el 65 por ciento de la población a inmunizar y sólo tendrían que mantener ese nivel de participación para finalizar exitosamente la campaña. Es el caso de El Chocón, Piedra del Águila, Senillosa, Las Ovejas, Mariana Moreno, Las Lajas, Tricao Malal y Buta Ranquil.

Sin embargo, la funcionaria remarcó que en el resto de las localidades son muchos los neuquinos menores de cinco años que no se han vacunado y habrá que realizar reprogramaciones. “El tiempo que nos queda es acotado; quedan menos de dos semanas y sólo en Neuquén Capital faltan vacunar alrededor de 15 mil chicos”, precisó.

Señaló también que “no podemos darnos el lujo de poner en riesgo a nuestra población si los chicos no se vacunan” y recordó que el peligro de ocurrencia de la poliomielitis y el sarampión aumentó en el país. Añadió que  “cuando organizamos una campaña a nivel nacional, no vacunamos a los chicos porque se nos ocurre; hay una realidad epidemiológica que analizamos y decimos que para evitar tal enfermedad necesitamos hacer un refuerzo de tal vacuna”.

Según explicó, la circulación de los virus del sarampión y la poliomielitis no se ha interrumpido en otros continentes, por lo que la posibilidad de que ocurra un caso importado sigue siendo una amenaza constante en la región. Además, recalcó que en el mes de mayo hubo un caso de poliomielitis en un niño de San Luis por un virus Sabín derivado y ese hecho alertó a las autoridades nacionales por las bajas coberturas en varias zonas de Argentina.

Cierre el 31 de octubre

Wietig destacó que “los chicos deben vacunarse, tienen derecho a recibir estas vacunas y los padres deben tomar conciencia y asumir que son ellos los que deben cuidar a sus hijos y asegurarse de que reciban las dosis”. Agregó que “por eso es importante que los lleven a vacunar antes de que termine la campaña, el sábado 31 de octubre”.

“Cuando se realiza una campaña de vacunación, las dosis son adicionales, independientemente del calendario de vacunación, son vacunas de refuerzo y son obligatorias”, aclaró y sintetizó: “un niño no vacunado en esta campaña, es un niño mal vacunado”.

La campaña de vacunación que se realiza a nivel nacional es obligatoria y gratuita. Las dosis están disponibles en todos los vacunatorios, así sean públicos o privados. Además, pueden solicitarse en todos los hospitales de Neuquén capital y en el centro de salud del barrio Progreso, donde se amplió el horario de atención especialmente por esta campaña.

Los niños menores de cinco años, independientemente de haber recibido ya ambas vacunas, deben aplicarse en esta oportunidad: una dosis adicional de Sabin (contra la poliomielitis, si ya cumplieron los dos meses) y una dosis adicional de Doble Viral (contra el sarampión, si cumplieron el primer año).