El mandatario también recorrió las mejoras que se están realizando en las instalaciones del depósito fiscal de la Aduana.

El gobernador Jorge Sapag visitó ayer jueves, en Centenario, la obra correspondiente al edificio propio donde funcionará el Centro de Investigaciones y Asistencia Técnica a la Industria (Ciati). Los trabajos comenzaron hace aproximadamente un mes. También recorrió las mejoras que se están realizando en las instalaciones del depósito fiscal de la Aduana.

Durante la recorrida el mandatario provincial estuvo acompañado por el intendente de la ciudad, Javier Bertoldi; el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya; y el subsecretario de Tierras, Eduardo Ferraresso.

Sapag manifestó su alegría al ver “cómo un laboratorio ejemplo en la Patagonia construye mil metros cuadrados de edificio de la mano del Estado provincial; y cómo el Estado nacional, a través de la Aduana, está construyendo su patio fiscal, la zona aduanera, no solamente para el despacho de fruta, sino que ahora se va a incorporar la posibilidad de hacer el despacho de camiones en materia de gas y de petróleo”.

Remarcó que “el anhelo de toda la vida que hemos tenido es que todas las importaciones de herramientas, maquinarias y repuestos no vengan por Buenos Aires”. “¿Por qué tienen que venir por el puerto de Buenos Aires, de la Aduana de Buenos Aires?”, se preguntó y agregó que “nosotros tenemos la posibilidad de construir el federalismo con decisiones reales y efectivas como las que se toman en Centenario”.

Sapag felicitó a la ciudad de Centenario por “esta presencia de una Aduana que trabaja y que permite una descentralización de despachos de importación que van a venir directamente desde el exterior a Centenario, para ser utilizados en los distintos campos de petróleo y gas y en otras actividades también”.

Por su parte, el ministro Bertoya comunicó que la obra “será muy importante para Centenario, como es la construcción de la propia sede del laboratorio del Ciati”.

Asimismo destacó que el centro de investigaciones, además “de lo que tradicionalmente hace que es el control de restos de plaguicidas para exportación de nuestras frutas y hortalizas, se constituyó en el laboratorio de referencia del control de suelo y agua en la actividad hidrocarburífera” y remarcó “que Centenario tendrá el laboratorio más importante de la Patagonia con el equipamiento, el edifico y el recurso humano para dar servicios a toda la actividad de la región”.

Luego informó que también se están haciendo las mejoras en las instalaciones del depósito fiscal de la Aduana para que allí se puedan realizar todos los trámites referidos a exportación e importación de productos como frutas, vinos y los equipos vinculados con la actividad hidrocarburífera.