El gobernador de la provincia confirmó esta mañana en San Patricio del Chañar que mantuvo conversaciones con el ministro de Economía de la Nación, Axel Kicillof acerca de la posibilidad de intervención del tipo cambiario utilizado en la producción hidrocarburífera, y se mostró confiado en que “se va a sostener el valor del petróleo”.

“Estuvimos hablando en base a eso, es decir, que no se pesificará sino que se mantendrá el valor dólar internacional”, porque una vez que se establece un tipo de cambio diferencial “es muy difícil salir”, expresó Sapag. Adelantó que desde el gobierno central se baraja la posibilidad alternativa de establecer una escala de precios con las productoras y las refinadoras del crudo que no están integradas verticalmente.

Como el petróleo es un commodity internacional a la provincia “le conviene que sus valores se sostengan de acuerdo a los parámetros internacionales”, ya que “es más atractivo para los inversores”, dijo. “Tenemos comprometidos seis mil millones de dólares de inversión este año que ya se están concretando”, recordó, por lo que le transmitió al ministro que “una pesificación, más que de regalías, nos traería problemas de inversión y de fuentes de trabajo”.

La producción nueva de gas tiene un precio fijado por nación de 7,5 dólares el millón de BTU, y con ese panorama este año está previsto que se perforen 320 nuevos pozos no convencionales en la cuenca neuquina, el doble de los que había hasta el año pasado. Además, el 12 por ciento de la producción de petróleo de Neuquén es no convencional o shale oil, y lo mismo ocurre con el 10 por ciento de la producción de gas.

En cuanto a la alternativa que se está analizando desde la cartera de Economía a cargo de Kicillof para que el nuevo tipo de cambio no impacte en el precio de los combustibles en el surtidor y posteriormente en la cadena de precios, el gobernador adelantó que se está trabajando con las formadoras de precios “como las productoras de hierro, de cemento, de acero, de petróleo”.

La intención es que estas empresas tengan “mucho cuidado en este tránsito de febrero y marzo, que son dos meses centrales para la economía, hasta ver si la venta de cereales y granos pueden obtener liquidación de dólares para que amorticen el impacto en la línea de los precios.

De todas maneras, aseguró que mantiene con el gobierno nacional un diálogo continuo y que seguramente se producirá otra reunión en el transcurso de la semana. Dijo que se reunió también con los representantes de la provincia en la Cámara Alta, los senadores Guillermo Pereyra y Lucila Crexell, y que los tres coincidieron en mantener “con el gobierno nacional una relación constructiva”.