Lo hizo ayer sábado, en tanto que hoy domingo estuvo presente en la prueba de Turismo Carretera en Centenario. Ayer visitó la región de Ruca Choroi y Ñorquinco dentro del Departamento Aluminé, que en enero último sufrieron el embate del fuego que afectó unas 3.453 hectáreas.

El gobernador Jorge Sapag recorrió ayer sábado gran parte del departamento Aluminé que en enero de este año se vio afectado por los incendios forestales que destruyeron más de tres mil cuatrocientas hectáreas de bosques nativos.

Personalmente y acompañado por baqueanos y productores de la zona de Roca Choroy y Ñorquinco que hicieron las veces de guías, el mandatario neuquino inspeccionó por tierra y aire, las áreas incendiadas ubicadas dentro de la Corporación Pulmarí, así como las pertenecientes a Parques Nacionales y las ubicadas a la vera de las rutas provinciales y nacionales que atraviesan esa región desde Aluminé hasta Villa Pehuenia, pasando por Moquehue, Paimún, Pilhué-Ñorquinco, Carri Lil y Lonco Mula, entre otros parajes.

Cabe señalar que –oportunamente- la Provincia aportó recursos económicos por un millón de pesos para esta emergencia, a través de la dirección provincial de Desarrollo Rural: 300.000 pesos se destinaron en insumos y personal y 700.000 pesos a través del Plan Provincial de Manejo del Fuego.

Durante la emergencia fueron afectados 35 productores ganaderos, cuyos animales sufrieron diferentes contingencias; mientras que los productores fueron asistidos con fardos y atención veterinaria para el ganado, además de organización para la logística de traslado y cuidado de los animales en conjunto con las comunidades mapuche de la zona.

El gobernador Jorge Sapag destacó el trabajo que realizaron todos los brigadistas en el combate contra las llamas en el departamento Aluminé y reiteró su preocupación “porque sufro por lo que se perdió en cuanto al bosque nativo y araucarias milenarias” pero también “puedo decir que me siento feliz y orgulloso del trabajo de los brigadistas, pilotos, maquinistas, de toda la gente que dio su apoyo, de los docentes que prestaron sus escuelas”.

Dijo sentirse “orgulloso de todos” porque “si bien se quemaron en total 3.300 hectáreas, el mal podría haber sido diez veces mayor”. Sapag acentuó que “no se puso límites a los recursos económicos, tanto en lo que hace en el aspecto de suministros como alimentos, mercaderías, víveres, motosierras, motobombas, mangueras, equipos de combate, vestimenta y combustible”; al tiempo que hizo hincapié en “el trabajo de las comunidades mapuche Aigo, Salazar, Catalán y Puel frente a los incendios: “Me saco el sombrero porque sin su trabajo el fuego se hubiera disparado”.

Con relación a la pérdida de parte del bosque nativo, Sapag dijo que es “irreparable, araucarias de cientos y cientos de años; pero gracias a Dios no tuvimos que lamentar ni pérdidas humanas ni pérdidas de animales ni tampoco se tuvo que hacer ningún éxodo de habitantes, ni de familias, que además colaboraron prontamente con la contención del fuego”.

Turismo Carretera en Centenario

Hoy al mediodía, el gobernador estuvo presente en la competencia automovilística en Centenario. El ganador de la primera fecha del calendario fue Guillermo Ortelli (Chevrolet). Sapag participó de la entrega de premios.