Lo señaló este viernes en diálogo con la prensa, luego de recorrer la quinta edición del Salón de Vinos y tercera de Alimentos Neuquinos. También opinó sobre el pacto fiscal y la ley de bosques, entre otros temas.

El gobernador Jorge Sapag dialogó este viernes con la prensa, en el Espacio Duam, luego de recorrer la quinta edición del Salón de Vinos y tercera de Alimentos Neuquinos, donde también se presentó la Fiesta Nacional del Chivito, la Danza y la Canción.

Luego de participar del tercer encuentro de vitivinicultores neuquinos, el mandatario fue consultado por la prensa. Allí se refirió al evento en cuestión, pero también opinó sobre el Consejo de la Magistratura, el pacto fiscal, y la ley de bosques, entre otros temas.

A continuación se transcribe el dialogó con la prensa:

Estamos con el gobernador Jorge Sapag visitando esta nueva edición del Salón de los Vinos y también de los alimentos neuquinos ¿Qué opinión le merece de importancia para la provincia?

-Bueno, esta reunión es de vital importancia para la diversificación de nuestra economía, mostrar los productos de la región, los vinos de la región, acabamos de tener una reunión donde participan más de 100 pequeños productores de vino que tienen un promedio de 6,7,8 hectáreas que han recibido apoyo por parte de la provincia. Unos 5 millones de pesos hemos distribuido entre distintos productores para potencia, para incentivarlos, para apoyarlos, para contenerlos, de manera que sigan en este camino, como decía recién Francis Mallmann, en Francia no es la cantidad de hectáreas sino la calidad del vino que se produce. Los productores tienen promedio 2 o 3 hectáreas en Francia.

Es alentar a los pequeños productores a que desarrollen vinos de calidad que tienen muy buen destino, muy buenos precios y muy buenas mesas, así que feliz de poder acompañar a estos productores y feliz de estar en este evento donde se muestran también alimentos, además de vinos, todo de la región, ¿no?, no solamente de Neuquén sino también de otras provincias de la región.

Este evento cada año es más importante. Estamos muy bien calificados a nivel nacional por este evento que venimos realizando año a año; y bueno, vamos a visitar ahora cada uno de los stand, a partir de este momento vamos a hacer también el lanzamiento de la Fiesta del Chivito en Chos Malal.

Esperamos una muy buen temporada de chivito, el chivito está teniendo buen precio. Así que, esperemos poder tener en noviembre una fiesta del chivito con cantidad también de productores; que también es una actividad donde nosotros tenemos una producción de 300 mil chivitos. Es la provincia que más chivitos produce en la República, ¿no? Así que, es importante destacarlo y con el Prosap estamos terminando ya todos los trámites para el lanzamiento de los mataderos que se van a instalar en la provincia, entre los cuales vamos a hacer algunas ampliaciones, algunos perfeccionamientos y algunas construcciones nuevas.

-Gobernador le hago una consulta. En la Legislatura hay varios proyectos, son 3 ya, que proponen la salida al pacto fiscal del año ´92, uno es del oficialismo incluso, de Daniel Baum ¿esto es viable? ¿lo está pensando la provincia? ¿Es una alternativa?

-El pacto fiscal en realidad en algunos aspectos está suspendido. Sobre todo en la rebaja de alícuotas. Y en otros aspectos, como el tema previsional, hay una cláusula que hay que tener en cuenta por todos los legisladores. Córdoba está planteando la salida del pacto fiscal en la parte previsional, porque Nación –dice- no le estaría asistiendo con los recursos para nivelar los problemas de la caja. Pero en ese pacto fiscal hay una cláusula que establece que hay que homogeneizar las normas. Edades de jubilación, montos de jubilación, y la provincia de Neuquén tiene en la Constitución el 80 por ciento móvil. Y nosotros no estamos dispuestos a resignar ese 80 por ciento móvil, ni tampoco estamos dispuestos a entrar en una serie de modificaciones de edades y demás temas que creemos que, como provincia autónoma como somos, nos tenemos que fortalecer para sostener un sistema provisional, que sabemos que los tiempos van cambiando, cuando en el año ´57 se hizo la Constitución provincial, cuando en la década del ´50 se hicieron las normas previsionales seguramente era otra realidad social, otra realidad económica, incluso de expectativas de vida. Hoy la expectativa de vida de la mujer en la provincia de Neuquén es de 81 años, 82 años, estamos casi cerca de Canadá con la expectativa de vida.

Entonces cuando se habla de uniformar normas previsionales hay que tener mucho cuidado. Cuando se habla de salir del pacto fiscal se está pensando en ese 15 por ciento que retiene Nación para destinar las cajas previsionales pero hay que tener mucho cuidado porque siempre hay derechos y obligaciones.

Están acostumbrados algunos a leer una parte de la biblioteca, hay que leer todos los libros para hacer este tipo de propuestas y ver las consecuencias. Yo me permito, en este sentido, pedir que profundicen la lectura del pacto fiscal y la lectura de la salida de ese pacto fiscal que no es tan sencilla ni simple, porque requiere homogeneizar normas previsionales que la provincia de Neuquén no está dispuesta, por lo menos desde el Poder Ejecutivo, y mientras dure mi gestión, a renunciar al 80 por ciento móvil que tienen los trabajadores.

-¿O sea que la salida implicaría homogeneizar normas?

-Por supuesto. Nación dice “vos querés que yo te mande para nivelar la caja, bueno, nivelame las condiciones de acceso al beneficio previsional con las normas que tiene Nación”. Las normas que tiene Nación en el caso de Neuquén, no conozco el caso de Córdoba, en el caso de Neuquén son derechos que están por debajo de los derechos que adjudica la provincia de Neuquén, entonces cuidado con las decisiones que se tomen. Está muy bien que hagan proyectos, que lo estudien, en la buena voluntad también de generarle más ingresos a la provincia. Destaco de todos los legisladores la buena voluntad de conseguirle más ingresos a la provincia pero no es esa la vía. Me parece que la vía es producir más gas, más petróleo, recaudar mejor, en fin, y gastar menos.

-Y otra propuesta que está también en la Legislatura, no es una sino nueve, que son los proyectos de reforma de la Magistratura. Ya tiene 5 años de funcionamiento, más de 50 concursos, ¿es hora de plantear estas reformas?

-Qué tema. Qué tema el Consejo de la Magistratura. Este es un problema a nivel nacional y a nivel provincial que no se le ha encontrado la fórmula exacta. Yo creo que hay que estudiarlo muy bien. Creo que el Consejo de la Magistratura es un avance y creo que hay que estudiar, más que reformas de Constitución, la reforma de la ley. Para adjudicarle una dinámica, por ahí, distinta y una participación mayor de cantidad de personas que quieran o tengan vocación de ser juez.

A veces los concursos con una sola persona no son concursos. Entonces lo que hay que hacer es universalizar más este concurso, que participe más gente y generar más capacitación y preparación de los aspirantes.

Es todo un tema el del Consejo de la Magistratura y la forma de selección de los jueces. Creo que hay que profundizar en la ley. Creo que merece reformas, merece mejoras, pero fundamentalmente lo que se quiere es generar que el buen Estado y las buenas instituciones tengan muy buenas personas al frente. Entonces lo que hay que ver es cómo se seleccionan esas personas. Sobre todo que las remuneraciones son interesantes. Entonces hay que alentar a que los estudiantes, ya desde la universidad, puedan tener la expectativa o la vocación de ingresar al Poder Judicial.

-Gobernador yo lo quiero llevar a un tema relacionado con la ley de bosques, no sé si es un tema terminado para usted pero quería preguntarle porque hace unos días la ONG ambientalista Greenpeace demostró mediante documentos y algunas intervenciones artísticas cómo las empresas que podrían invertir en ciudades…

-¿Lo suyo es una pregunta o es una respuesta?

No, es una consulta

-Porque usted me está haciendo una respuesta a partir de que Greenpeace, estos muchachos que estuvieron y “demostraron”, o sea, yo le voy a hablar de la ley de bosques.

La ley de bosques fue una iniciativa del poder ejecutivo provincial, su redacción fue respetada prácticamente por todos los legisladores que no introdujeron prácticamente reformas sustanciales. Nosotros terminamos de reglamentar la ley de bosques, entonces lo que es la legislación, la ley de bosques y el decreto reglamentario hemos trabajado en consonancia con la ley nacional para que se respete el bosque nativo. ¿Qué sucedió con el mapa donde se colorea las distintas regiones, sobre todo las zonas urbanas?

Las zona urbanas, nosotros habíamos presentado, dese el Poder Ejecutivo un plan, por distintas razones que no es el caso analizar, ni estudiar, no comprobar, como usted dice ha comprobado. Por distintas razones el plano que fue aprobado en la Legislatura no fue el que mandó el Poder Ejecutivo.

Introdujo un plano que tenía coloreada, sobre todo, Villa Pehuenia, Villa Trafúl, y Villa La Angostura, todo con rojo. O sea que si nos atenemos al coloreado del plano no debería construirse nada, absolutamente nada; por suerte tuvimos la previsión de dejar un artículo que establece el funcionamiento de un concejo consultivo municipal, y concejo consultivo provincial, que puede proponer modificaciones a ese coloreado para los desarrollos urbanos.

Cuando hay un desarrollo urbano, costa de lago, que es una zona muy frágil, zonas urbanas como Villa La Angostura, Villa Trafúl y Villa Pehuenia que son muy frágiles, tiene que intervenir el municipio con los distintos integrantes del concejo consultivo, la provincia. Y la provincia en definitiva puede establecer normas de excepción, es decir, puede excepcional el coloreado en esos lugares.

O sea que las normas están perfectamente establecidas, ahora, si Greenpeace hace o no una manifestación en Villa La Agostura y se manifiesta en contra de un proyecto o demuestra lo que quiera demostrar o cuelga una bandera en el puente del rio Correntoso, son todos temas que forman parte de la democracia, hay libertad, lo que no significa más que eso.

Nosotros vamos a seguir gobernando y tomando decisiones porque somos los autores de la ley de bosques, y los autores del decreto reglamentario para favorecer el progreso.

El progreso es compatible perfectamente con la ley de bosques. Ahora, no se puede ser tan fundamentalista de decir a todo que sí, y a todo que no. De Gaulle decía que la política es el arte de lo posible y de lo justo. Hay que hacer lo posible en las zonas urbanas para favorecer el desarrollo respetando el bosque nativo.

Pero los que llegaron a Villa La Angostura, a Villa Trafúl, y a Villa Pehuenia y hoy tienen construida su casa saben perfectamente todo lo que significó instalarse en esos lugares, y lo que no se puede es frenar el desarrollo de ciudades. Entonces hay que ir armonizando el progreso con el bosque nativo.

El bosque nativo nosotros creemos que Parques Nacionales ha sido uno de los grandes defensores, gracias a Dios, existen los parques nacionales y esto ha permitido tener zonas intangibles, zonas donde parques nacionales permiten algunas tareas, y en otras algo más. Parques ha sido un ejemplo en la República Argentina en defender el bosque nativo, en Chile no lo tienen y por eso pasó lo que pasó con el bosque nativo, envidian nuestros parques nacionales.

Ahora ¿qué tenemos que hacer nosotros? Defender el bosque nativo, incentivar como incentivamos a partir de los viveros que tiene la provincia la creación de plantas nativas y su implementación, pero cuando el desarrollo urbano lo requiere, montar una planta de tratamiento de efluentes cloacales, poner una planta de tratamiento de basura o hacer un desarrollo urbano, o hacer un barrio, bueno hay que hacer compatible bajo normas muy estrictas de control y fiscalización el desarrollo con el bosque nativo.

Esto lo digo porque yo creo que nosotros hemos sido mucho más defensores que muchas ONG no gubernamentales del bosque nativo, con esta ley de bosques que hemos redactado nosotros y con el decreto reglamentario que hemos redactado nosotros.

Lo que no se puede es condenar a una ciudad a decir “bueno, ustedes se quedan como están, no se construye una sola casa más”; eso es beneficiar a los que ya están, a los venidos y quedados, y no se beneficia a los que quieren… sus hijos, sus nietos van a querer radicarse en su ciudad y no van a tener la posibilidad de un lote.

Yo creo que esto es lo que no se puede decir a todo que sí, ni a todo que no. Hay que analizar caso por caso con criterios de equidad, con criterios de racionalidad, con criterios de sentido común, y seguro que se va a llegar a una solución, pero no es todo como lo dice Greenpeace, y seguramente no será todo como le estoy diciendo yo.

No nos podemos poner en actitudes intransigentes de decir a todo que no o decir a todo que sí. Hay que decir, al progreso sí, y a la defensa del bosque nativo sí. ¿Es compatible eso? ¿Es sustentable el progreso? ¿Es sostenible el desarrollo? Bueno, ahí es en donde tenemos que analizar caso por caso. Caso por caso.

-La consulta también intentaba llegar a eso. Si es una imagen, digamos, ¿lo afea? Como se muestra la provincia en ese sentido, o que pierda la inversión de esos emprendimientos…

– No. Greenpeace no es dueña de la verdad tampoco. Nadie es dueño de la verdad. Dios es dueño de la verdad.

Greenpeace es una organización no gubernamental que tiene mucho prestigio internacional pero a los que nos eligen para gobernar y tomar decisiones es a los gobiernos municipales, a los gobiernos provinciales y a los gobiernos nacionales. Y somos los que tenemos que poner la cara. Y las organizaciones no gubernamentales tienen una función muy buena, que es defender sus ideales, defender sus causas.

Lo que no podemos generar, a partir de esas causas, es fundamentalismos e intransigencias. Ni tampoco situaciones violentas.

-Una última que le quería consultar. Viene un acto en donde se va a juntar Pereyra, Moyano y el intendente de Neuquén capital…

-Desconozco totalmente y forma parte de la libertad de la democracia.

¿No ha recibido alguna invitación?

-Desconozco.

¿Hay novedades con el tema de los docentes? Digo por el tema de la desobediencia por el tema de las jornadas.

-No, no.