La obra beneficiará a las localidades de Junín de los Andes, San Martín de los Andes y Villa La Angostura entre las que se encuentran 3000 carpetas pendientes para aprobar para conexión de gas. La inversión prevista es de más de 164 millones de pesos. El acto estuvo encabezado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El gobernador Jorge Sapag participó del acto encabezado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el que se llevó a cabo la firma del contrato de adjudicación de las obras del gasoducto cordillerano. La rúbrica se llevó a cabo hoy por la tarde en la Quinta de Olivos. La inversión prevista es de más de 164 millones de pesos.

Durante el encuentro también estuvieron presentes el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; los gobernadores de la provincias de Río Negro, Alberto Weretilneck; y de Chubut, Martín Buzzi; los intendentes de las ciudades de El Bolsón, Oscar Romera; San Carlos de Bariloche, María Eugenia Martin; San Martin de los Andes, Juan Carlos Fernández y Esquel, Rafael Williams.

La obra se encuadra dentro de un proyecto general cuyo fin es el de ampliar el Sistema Patagónico Cordillerano, con una inversión total de 210,1 millones de pesos.

Sobre la obra

La obra de potenciación y ampliación del gasoducto cordillerano es un proyecto que se desarrollará en dos etapas. La ampliación beneficiará a las localidades de Villa La Angostura, San Martín y Junín de los Andes las cuales sufrían desconexiones durante la temporada invernal. Estas ciudades recibirán 80 mil metros cúbicos adicionales que se vuelcan nuevamente a la red a través de un sistema de potenciación compuesto por varios ‘loops’ o tramos de gasoductos paralelos en una extensión de 49 kilómetros.

Según informó el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, el plan contempla en primer término la interconexión entre los gasoductos cordillerano Patagónico y el San Martín, proveniente de la zona austral. Beneficiará a 266 mil habitantes de las provincias de Chubut, Río Negro y Neuquén.

El proceso de licitación del gasoducto Cordillerano demandará 60 días y tendrá otros seis meses de plazo para su finalización. El ducto tendrá una longitud de 49 kilómetros, compuesto por 35 kilómetros de cañería de 12 pulgadas de diámetro, 10 kilómetros de 10 pulgadas y otros 4 de 6 pulgadas.

Una vez terminada, la obra de potenciación incrementará la capacidad de transporte en 80 mil metros cúbicos al día y permitirá que el sistema distribuya 2.322.304 metros cúbicos por día durante el próximo invierno.

El nuevo tramo atravesará tres provincias patagónicas, abastecerá a 25 localidades y se interconectará en Esquel con el gasoducto Patagónico o General San Martín, red de gas que comienza en Cerro Dragón, provincia de Santa Cruz. Dicha conexión demandará una inversión de 180 millones de pesos, incluirá la instalación de una planta compresora de 1500 hp y 30 kilómetros de cañería de 12 pulgadas.