Así lo aseguró el gobernador durante la inauguración del CPEM 82 de Tricao Malal. La obra demandó más de siete millones de pesos y se construyó en un plazo menor al estipulado.

En el marco del aniversario de Tricao Malal, el gobernador Jorge Sapag inauguró el establecimiento del CPEM 82. Se trata de una obra de 7.200.000 pesos para un edificio de 810 metros cuadrados distribuidos en ocho aulas, un salón de usos múltiples, el área administrativa, de servicios, una sala de máquinas y un sector deportivo.

En su discurso, Sapag destacó que actualmente en la provincia hay 700 edificios en los que funcionan 1.200 establecimientos escolares. “Tenemos alumnos recién llegados a la provincia, hay una demanda muy dinámica”, expresó.

El sistema educativo de la provincia “ha cautivado y atrapado a muchos maestros que vienen de otras provincias, y eso es bueno” comentó y agregó que Neuquén cuenta con una caja de jubilaciones propia “que otorga el 80 por ciento móvil, pero es una conquista social que hay que sostener con recursos económicos”.

En materia salarial “estamos entre las primeras cuatro provincias argentinas y ninguna nos puede igualar en cantidad de docentes por alumno”, indicó Sapag e informó que en Neuquén hay 21 mil cargos docentes para 175 mil alumnos mientras que otros 25 mil estudiantes concurren a establecimientos de gestión privada o mixta.

En cuanto a la infraestructura, “estamos trabajando en todos los frentes: en Educación, Salud, Seguridad”, manifestó Sapag y añadió que “siempre tuvimos la voluntad de construir edificios pero debimos afrontar una crisis edilicia cuando asumimos la gestión”.

Específicamente sobre el CPEM 82, el gobernador dijo que la obra “dos veces fue licitada por Nación y las dos veces quedó desierta, así que decidimos hacerla por Provincia y llegamos a este buen resultado”.

También se expresó “orgulloso de que en el Norte neuquino se levante esta escuela como estandarte de la libertad, la igualdad de oportunidades y de justicia”. La educación “es la única posibilidad que tenemos de tener verdadera autonomía y soberanía”, subrayó y destacó los trabajos en tiempo y forma de la firma constructora, que finalizó el edificio para el inicio de las clases.

La obra contaba con un plazo de entrega de 240 días corridos, sin embargo fue culminado un mes y medio antes por la empresa Roque Mocciola.

Por su parte la ministra de Gobierno, Educación y Justicia, Zulma Reina expresó que «la inauguración de una escuela nos llena a todos de alegría». Destacó el compromiso del subsecretario de Obras Públicas, Ricardo Esteves, y todo su equipo.

Convocó a trabajar por «una escuela que aporte al desarrollo de una sociedad comprometida en valores democráticos, en convivencia y en la defensa de los derechos humanos» y pidió que «los intereses sectoriales no destruyan lo que queremos construir todos los neuquinos como sociedad, que es el bien común».

Reina llamó a «trabajar fuertemente en los aspectos relacionados con el conocimiento, con lo pedagógico. Para tener alumnos destacados necesitamos docentes comprometidos con la educación».

La ministra explicó que se está trabajando en programas integrales de formación. «La Educación debe estar acompañada por acciones culturales y deportivas. Por este motivo tenemos en marcha las Escuelas de Iniciación Deportiva, los Juegos Integrados Neuquinos, y los Juegos Interescolares e Intercolegiales», enumeró.

En tanto, Esteves aseguró que la obra del CPEM 82 «no es una obra más» y agregó que en materia ejecutiva “tenemos comprometidas 186 acciones de gobierno, de las cuales 141 son de Educación, con un compromiso de inversión total de 310 millones de pesos».

El intendente de la localidad, Paulo Martín González, narró su experiencia como estudiante cuando a los 12 años tenía que asistir a una escuela albergue en Chos Malal y expresó «hoy los chicos de Tricao Malal pueden contar otra historia».

El director del establecimiento, Pablo Otaño, recordó su experiencia cuando en el viejo edificio. «Los alumnos tenían frío», dijo y agregó que «soportábamos un edificio que se nos venía abajo, pero aun así seguíamos con las clases. Hoy ya estamos acá, ya está puesto el último ladrillo».

Durante la ceremonia se hizo entrega de tres computadoras que ya se encuentran conectadas al sistema provincial de informática; equipamiento; instrumentos musicales y material didáctico. Luego se realizó la entrega oficial de las llaves del edificio.

Del acto participaron los ministros de Economía y Obras Públicas, Omar Gutiérrez; de Gobierno, Educación y Justicia, Zulma Reina; de Salud, Rubén Butigué; de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya; el secretario de Coordinación del Interior, Jorge Lara; intendentes, presidentes de comisiones de fomento y demás funcionarios provinciales y municipales.