Luego de votar en San Martín de los Andes, el gobernador de Neuquén destacó la importancia de la jornada eleccionaria porque los argentinos “pueden elegir en libertad”. Resaltó los indicadores económicos de la provincia y señaló que “tiene una excelente perspectiva hacia el futuro”.

El gobernador Jorge Sapag, en San Martín de los Andes, votó esta mañana en el balotaje que se lleva adelante en el país para elegir al próximo presidente y vicepresidente, que asumirán el 10 de diciembre. Al ser consultado por el significado de esta votación, resaltó que “vivir en democracia desde 1983 garantiza que los argentinos puedan elegir en libertad”.

Sobre la situación de la provincia dijo que “Neuquén está sólida y en crecimiento” y destacó que “la desocupación está en el nivel más bajo de la historia” y que es uno de los más bajos de la República. “Hemos generado 25 mil empleos en los últimos tres años, de los cuales 8.000 fueron en el rubro gas y petróleo. Ninguna otra provincia puede mostrar un crecimiento del 9 por ciento en el empleo privado”, aseguró.

El mandatario indicó que “Neuquén tiene el índice más alto por habitante de consumo en supermercados, de patentamiento de vehículos cero kilómetro, de consumo de combustible y de despacho de cemento y de hierro”.

Expresó que la producción de gas y petróleo “está en crecimiento por primera vez en lustros” y recordó que un informe de una consultora internacional “asegura que la producción de los no convencionales se va a duplicar en los próximos dos años. Gas y Petróleo representa una nueva perspectiva de apoyo a la Provincia con generación genuina de nueva renta petrolera. O sea, queda una perspectiva maravillosa para adelante”.

Situación financiera

Sapag señaló que “se han cancelado 3.900 millones de pesos de deuda este año” y recordó que cuando asumió como gobernador “la Provincia debía el 80 por ciento de su presupuesto y hoy bajamos al 30 por ciento. Pero este año hubo que recurrir a 1.930 millones de letras de corto plazo que vencían la semana próxima y el mes que viene. Por eso hay que ser serios y responsables, porque había que pagar, la Provincia no puede caer en cesación de pagos”.

“La Provincia tiene una calificación internacional muy buena, como Perú o Chile. Entonces hay que cuidar eso y lo hacemos pagando nuestras obligaciones. El jueves pasado los bancos nacionales nos financiaron un bono a dos años por ese monto, y tuvimos ofertas por 2.100 millones de pesos. Esto quiere decir que Neuquén tiene crédito y no es como algunos dijeron que la Provincia está fundida, esos son pájaros de mal agüero”, expresó.

Comentó que la Tesorería provincial gira a los municipios 1.500 millones de pesos por año para que puedan pagar sus sueldos y otros 500 millones de pesos al Instituto de Seguridad Social de Neuquén (ISSN). “Cuando yo asumí por primera vez había 11 mil jubilados y hoy hay 20 mil. También le damos al Poder Judicial entre 400 y 500 millones de pesos. Todo eso suma 2.500 millones de pesos, que no es déficit del Poder Ejecutivo, pero nos hacemos cargo”, remarcó.