Al evaluar la reunión mantenida ayer con la presidenta de la Nación, el gobernador aseguró que “la idea es reformular la ley nacional de Hidrocarburos sin tocar la denominada Ley Corta que respeta todo lo que tiene que ver con la propiedad de los recursos en manos de las provincias productoras”.

El gobernador Jorge Sapag se reunió ayer con la presidenta Cristina Fernández y los gobernadores que integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi), a fin de analizar la posibilidad de una nueva ley nacional de Hidrocarburos que respete la propiedad de las provincias en cuanto a los recursos del subsuelo.

Al término del encuentro, durante una entrevista radial, Sapag sostuvo que en Neuquén “gas y petróleo tenemos, lo importante es poder sacarlo y ponerlo a disposición de todos los argentinos pero también de nuestra provincia” y aseguró que la idea eje luego del encuentro de ayer “es reformular la ley nacional de Hidrocarburos sin tocar la denominada Ley Corta, que respeta la propiedad de los recursos en manos de las provincias productoras”.

Sumó que “es muy importante para el país captar la mayor cantidad de inversiones posibles para desarrollar el gas y el petróleo, porque la preocupación de la presidenta y compartida por todos los gobernadores, es que el país importa mucho gas y mucho combustible”. Recordó que en 2014 el déficit de la balanza de pagos en este rubro será de más de 9 mil millones de dólares y remarcó “que hay que ahorrar estas divisas y para hacerlo hay que poner en marcha todos los yacimientos que tiene hoy la República Argentina”.

Concretamente, dijo que Neuquén “tiene recursos no convencionales en el área Vaca Muerta y tiene muchas posibilidades. De hecho ya se está desarrollando por parte de YPF y Chevron un yacimiento en Loma Campana muy importante que ha permitido ya tener más producción de petróleo” pero afirmó que “necesitamos nuevas promociones para radicar inversiones importantes, porque hablamos de miles de miles de millones de dólares”.

Hay que generar renta petrolera

Sapag desmintió que existan “diferencias entre el gobierno nacional y algunos gobernadores para ver quiénes se quedaban con esas ganancias o bien, cómo se repartían” y reafirmó que “las diferencias no se basan en el reparto de la renta petrolera porque no existe todavía, hay que generarla, lo que tenemos que ver es cómo llenar los vacíos de la ley de Hidrocarburos que viene del año 1967 y que no tiene normas precisas para este nivel de inversiones en recursos no convencionales”.

Como ejemplo, Sapag indicó que “en Loma Campana –entre YPF y Chevron- tienen que invertir 16 mil millones de dólares en 1.600 pozos. Son inversiones de alto volumen que requieren regímenes especiales”. Adelantó en tal sentido, que en la reunión “se propuso que se promocione con un régimen aduanero especial a la importación del material para las perforaciones y que se promocione con la disponibilidad a partir del quinto año con el 20 por ciento del petróleo –para tenerlo en divisas- y luego ver cómo es la relación Nación-Provincia en estos recursos. Lo mismo con el petróleo superpesado y el de la recuperación terciaria”.

Una semana de tratativas

El gobernador Sapag informó que lo acordado ayer entre los gobernadores y la jefa de Estado es “conversar y analizar -para luego acordar- de aquí hasta el lunes (16 de junio) la redacción de una nueva ley de Hidrocarburos que complemente la vieja Ley Nº 17.319, sin tocar la Ley Corta que es la que establece que somos las provincias las autoridades de aplicación dentro de los territorios provinciales y la Nación en los territorios ubicados en el mar Argentino y en territorio nacional”.

Confirmó de esta forma que “el punto es encontrar esa redacción entre los integrantes de la Ofephi y las autoridades nacionales. Estaremos estos días hasta la semana próxima conversando este tema”.

Neuquén tiene una empresa petrolera propia

Al ser consultado sobre posibles diferencias por la participación de las empresas provinciales de energía, Sapag recordó que “Neuquén tiene una empresa estatal denominada Gas y Petróleo del Neuquén que ya tiene convenios con YPF, con ExxonMobil -que es la compañía número uno del mundo-, con Shell, con Total, con la empresa alemana Wintershall, pero también hemos firmado convenios con Energía Argentina Sociedad Anónima (Enarsa)”.

Agregó que “ello significa que tenemos en curso de ejecución unos 3.000 millones dólares de inversión. Unos mil millones ya realizados, otros mil millones que se ejecutarán este año y lo restante en los próximos dos años. Todos los convenios que firmó G&P conservan sus derechos adquiridos, pero para el futuro estableceremos un sistema de licitaciones y de concursos públicos para radicar nuevas inversiones. Estas inversiones y acuerdos son producto de rondas de consulta concretadas desde 2008 a la fecha, cuando la ahora estatal YPF estaba aún en manos de Repsol”.

Sapag añadió que “ahora Neuquén buscará la manera de encontrar nuevos actores con reglas distintas. Las reglas de juego hacia atrás no se cambian, pero hacia adelante trabajaremos para captar nuevas inversiones que –dentro del mercado interno- son difíciles de lograr” y recordó que “Neuquén produce hoy el 50 por ciento del gas y el 22 por ciento del petróleo de la República Argentina, más el 22 por ciento de la energía hidroeléctrica. En el petróleo producimos por día unos 115 mil barriles, que es la medida de referencia y –en particular- Vaca Muerta, en mayo de este año alcanzó los 24.000 barriles equivalentes de petróleo, sumado al porcentaje de gas correspondiente”.

Explicó que “esos 24.000 barriles de petróleo representan entre un 15 o 20 por ciento de la producción de la provincia de Neuquén. O sea que ya tenemos 200 pozos trabajando y se terminarán en breve otros 180 pozos. La inversión en estos últimos meses, más los meses que restan de 2014, es una inversión de YPF y Chevron de 2.800 millones de dólares sólo en el yacimiento Loma Campana”.

El gobernador indicó que “estamos encontrando las tecnologías más apropiadas para producir más y mejor en esta área”, por lo que “esperamos superar hacia fin de año los 30.000 barriles. Es muy importante pero tardará en llegar la gran producción, no es algo inmediato, hay que conocer el yacimiento, son tareas muy difíciles y pozos muy caros de perforar y explorar”.

Sapag ratificó que “el 20 por ciento de la producción de petróleo ya es no convencional y el 10 por ciento es tight gas, es gas de arenas compactas. Esta última, constituye una gran reserva con que cuenta la República Argentina, porque la Cuenca Neuquina es un óvalo que abarca Neuquén y parte de las provincias de Río Negro, Mendoza y La Pampa, ha sido considerada en el mundo como la segunda en importancia en reservas de gas no convencional y cuarta en cuanto a reservas de petróleo no convencional”.

Por último, reafirmó: “Gas y petróleo tenemos, lo importante es poder sacarlo y ponerlo a disposición de todos los argentinos pero también de la provincia. La idea es reformular la ley nacional de Hidrocarburos sin tocar la denominada Ley Corta que respeta todo lo que tiene que ver la propiedad de los recursos en manos de las provincias productoras de hidrocarburos”.