Salud recaudó más de 110 millones de pesos por el sistema de recupero financiero

julio 12, 2012

Así lo confirmó Juan Carlos Bolan, director provincial del área quien detalló que dicha recaudación comprende desde enero de 2008 a diciembre de 2011. Adelantó que se prevé cobrar sólo en 2012 otros 50 millones de pesos más, los que se redistribuirán a los hospitales del interior para la compra de equipamiento informático, vehículos y recursos humanos.

El Estado neuquino a través del Ministerio de Salud y concretamente mediante el Sistema de Recupero Financiero que establece la ley Nº 1352 de Arancelamiento de Servicios Médicos, recaudó entre 2008 y 2011 más de 110 millones de pesos. Además, prevé recaudar sólo en 2012 “otros 50 millones de pesos más, piso que nos propusimos pero quizá lleguemos a reunir más”, sostuvo Juan Carlos Bolan director provincial del área.

Con la facturación lograda en los últimos cuatro años y medio, la subsecretaría de Salud incorporó 36 vehículos, entre los que se incluyen motocicletas todo terreno, cuatriciclos, vehículos utilitarios y camionetas de doble tracción y tracción simple. También se invirtió en recursos humanos, equipos informáticos y tecnológicos, así como gastos corrientes y cotidianos que el hospital público requiere atender diariamente.

“El recupero es mensual, las rendiciones se concretan también de forma mensual y así hemos aumentado considerablemente en las dos últimas gestiones, tanto la facturación como el cobro, lo cual nos lleva a afirmar que desde el año 2008 a la fecha el Sistema de Recupero Financiero recaudó más de 110 millones de pesos en la totalidad de los hospitales públicos de la provincia” y “nos hace prever otros 50 millones de pesos más para el año actual”, subrayó Bolan.

Sostuvo que se “han gestionado deudas por este concepto que venían de años anteriores al 2008 y con hasta 8 años de antigüedad, a través de trámites concretados por Fiscalía de Estado y del propio departamento legal con que cuenta la cartera de Salud”.

Al consultársele el por qué las obras sociales pagan en tiempo y forma este fondo de recupero, Juan Carlos Bolan no dudó en afirmar que “el Estado neuquino le ofrece ventajas comparativas que se traducen en un Estado que –a través del ministerio de Salud- tiene un radio de acción que abarca todo el territorio provincial, posee un nomenclador (listado de prestaciones) globalizado y actualizado de costo mucho menor que el que ofrece el sector privado, y porque el Estado no sobre factura”.

Redistribución del 70 por ciento de los fondos

El funcionario indicó que “una de las primeras tareas que me encomendó el gobernador Jorge Sapag al darme esta responsabilidad y al iniciar su gestión en diciembre de 2007, es que respete a los hospitales públicos de todo Neuquén, remitiéndoles los recursos de forma mensual como corresponde y haciendo cumplir lo que dice la ley 1352, que no es nada más y nada menos que enviarles a estos nosocomios que facturan como hospitales efectores, el 70 por ciento de lo que pagan o devuelven las obras sociales y compañías de seguros privadas”.

“Con el porcentaje restante, Salud invierte en recursos humanos y conforma un Fondo de Redistribución” que hace que “actualmente existen cien agentes contratadas por distintas modalidades y ante situaciones críticas, especiales, demandas de municipios o prestadores de servicios”.

“Por su parte, los hospitales con estos dineros cubren una serie de necesidades diarias, inmediatas y perentorias que de otra manera no podrían adquirirse, que funciona como una especie de caja chica y cuyo caso concreto son los útiles de oficinas, gastos de imprenta, repuestos, insumos o reparación de automóviles de pequeña dimensión, transporte de carga por vía terrestre por una situación especial, entre muchos otros”, dijo.

A modo de ejemplo, Bolan reconoció el trabajo llevado adelante por el hospital de El Cholar que “entre 2009 y 2010, con fondos de recupero financiero adquirió un vehículo minibús que todas las semanas lleva pacientes desde esta comuna hasta el hospital zonal de Chos Malal para su atención en distintas especialidades.

“Nadie gasta mejor que el propio hospital”

Al detallar en qué consiste “ese respeto por cada hospital” el director de Recupero Financiero sustentó que “nadie gasta la plata de mejor manera que el propio hospital y son sus autoridades las más idóneas para disponer en qué invertir o en que utilizar este fondo de recupero, el director o el administrador son los que deciden”.

Y sumó que “en los últimos cuatro años y medio de gestión se compraron con este fondo de recupero 36 vehículos de varios tipos y clases”. Añadió que “el recupero es mensual, las rendiciones se concretan también de forma mensual y la remisión de fondos de regreso a ese hospital también es por mes. Actualmente se encuentran en proceso de licitación y compra dos camionetas nuevas con fondos de recupero que se destinarán al hospital de Zapala”.

“En muchas ocasiones, fundamentalmente cuando se trata de una pequeña localidad en la que no existen determinados elementos o la oferta no es mucha, el director de ese centro sanitario nos lo encarga a nosotros que se lo compremos aquí en la ciudad de Neuquén o en algún comercio del Valle y se lo enviemos. Un ejemplo de ello fue –hace poco- la compra de un equipo de informática completo para el hospital de Bajada del Agrio a través del sistema de administración”, indicó.

Por otra parte, Bolan también informó que “dentro del Proyecto PNUD ARG/06/009 del gobierno de la República Argentina y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Neuquén depositó 6 millones de pesos para la compra de equipamiento tecnológico e infraestructura que, en breve, serán y distribuidos en distintos hospitales del interior”.

Hospital público universal y gratuito

Al especificar los alcances de este fondo de arancelamiento por recupero, Juan Carlos Bolan aseveró que “el hospital público es universal y gratuito” porque “todo aquel que se acerca a un hospital debe ser atendido y debe ser absolutamente gratuito para el paciente” pero “si ese paciente realiza aportes previsionales aporta recursos a una obra social, cuenta con los beneficios de una compañía de seguro o trabaja en una empresa privada, por lo cual deja de ser un paciente sin cobertura, el Estado neuquino a través de la cartera de Salud de este Sistema de Recupero Financiero le cobra a esta entidad denominada ‘tercero responsable’”.

Detalló Bolan que “este sistema funciona así porque, la persona al concretar un aporte a esa entidad financiera que se comporta como ‘agente financiador’ y que es el que le brinda cobertura social, al atenderse en un hospital público el Sistema de Salud Pública debe cobrarle dicha atención sanitaria, facturarla y luego gestionar su recupero”.

Respaldo legal

“Este sistema se puede concretar gracias al respaldo legal con que se cuenta que, en el caso de la Provincia, es la ley Nº 1352 del año 1982 y su decreto reglamentario, y leyes nacionales en la materia que protegen al hospital público y lo habilitan para que pueda cobrar a las obras sociales y compañías de seguros”, reafirmó el director Bolan.

Puntualizó que “las aseguradoras de vehículos o de riesgos del trabajo, prepagas, obras sociales o mutuales, reciben un aporte per cápita por parte de sus beneficiarios, a cambio de garantizar una cobertura médico-asistencial. El arancelamiento consiste en recuperar de estas entidades financieras, los costos por la atención que reciben las personas con cobertura, en los establecimientos públicos de salud”.

Ley de Arancelamiento

La ley Nº 1352 de Arancelamiento de Servicios Médicos prestados por establecimientos asistenciales dependientes de la subsecretaría de salud de Neuquén fue sancionada el 26 de febrero de 1982 y establece –en su artículo primero- que “los servicios de atención médica, odontológicos, de saneamiento del medio, de análisis clínicos, prestaciones farmacéuticas, paramédicas y administrativas que brindan los establecimientos asistenciales de la Subsecretaría de Salud sus servicios administrativos, serán arancelados…”

Además, el artículo 2º fija que “las personas con cobertura de atención médica por parte de obras sociales y entidades similares, de compañías de seguros y empleadores que se constituyan en propios aseguradores, y los sectores de la población con suficientes recursos que carezcan de cobertura de atención médica, estarán obligados al pago del arancel personalmente o a través de los organismos que de ellos se hagan responsables” pero “lo establecido precedentemente en ningún caso condicionará la prestación, ni fijará mecanismos administrativos o trámites que puedan significar restricciones o vulnerar la dignidad del recurrente”, dice su artículo 3º.

Esta ley provincial crea –en su artículo “la cuenta especial Fondo Provincial de Salud, como anexo del Presupuesto General de la Provincia…” y, “el arancelamiento de los servicios de salud tendrá como finalidad obtener un incremento real de los recursos regulares del sector, y se aplicará a financiar gastos de promoción, prevención, recuperación y rehabilitación de la salud en general; administración, capacitación e investigación en unidades asistenciales y nivel central, mediante la adquisición de bienes de consumo, equipamiento, pago de servicios y otros que tiendan a mejorar la productividad de los establecimientos y la calidad de los servicios”.