Salud informó sobre un aumento en los casos de bronquiolitis

julio 8, 2012

Ante el pronunciado aumento de casos de bronquiolitis en la población infantil de la provincia, la subsecretaría de Salud emitió una serie de recomendaciones en cuanto a los síntomas y el tratamiento preventivo de la enfermedad.

La subsecretaría de Salud alertó sobre un aumento significativo de casos de Bronquiolitis en la población infantil, principalmente en los bebés menores de seis meses. Desde el inicio del invierno, esta situación que ha motivado un aumento importante en las consultas e internaciones por esta causa en nuestra provincia, también está siendo observada en el resto del país.

La bronquiolitis es una enfermedad bastante común y algunas veces grave, que expresa una inflamación aguda de las vías aéreas inferiores (bronquiolos). Afecta principalmente a los niños más pequeños, en especial a los bebés menores de 6 meses, y es más frecuente en los meses fríos (otoño e invierno).

La causa más común de la bronquiolitis es el virus sincicial respiratorio (VSR) pero otros virus también pueden causarla.

El virus se transmite de una persona a otra por el contacto directo con las manos contaminadas con secreciones nasales o a través de gotitas aerotransportadas generadas al toser o estornudar por aquellos que presentan la enfermedad.

Suele comenzar como un resfrío. Luego de dos o tres días con ese cuadro, algunos niños pueden desarrollar más problemas respiratorios como silbidos en el pecho al respirar y tos.

Si el niño presenta alguno de los siguientes síntomas:

-Fiebre

-Dificultad para respirar, respiración rápida, aleteo nasal o retracción de los músculos del tórax con esfuerzo para respirar.

-Dificultad para alimentarse y/o dormirse.

-Color azulado en la piel, las uñas o los labios por la falta de oxígeno (cianosis).

Necesita tratamiento urgente. El mismo incluye bronco dilatadores administrados como aerosol denominados “paff”. Los antibióticos no son efectivos contra las infecciones virales.

La broquiolitis, como todas las enfermedades respiratorias, puede prevenirse con medidas al alcance de la población, como son:

-Mantener la lactancia materna.

-No exponer a los niños al humo del cigarrillo.

-Lavado de las manos con agua y jabón frecuentemente.

-Mantener alejados a los bebés de aquellos niños y adultos que están resfriados o tienen tos.

-Al toser, protegerse la boca con el pliegue del codo.

-Si necesita llevar al niño enfermo a la consulta evite ir con acompañantes.

-Concurir a los servicios de Guardia sólo ante situaciones de urgencia o gravedad.

-Evitar ir acompañado por sus hijos en horarios de visita a los centros de internación.

-Si el bebé está enfermo no llevarlo a la guardería o salas maternales y permanecer al cuidado del niño en su propia casa.

Para mejorar la atención, tanto ambulatoria como en internación, se están activando planes de contingencia, por lo cual la población puede percibir cambios en los sectores de internación habituales, tanto como en la circulación restringida en pasillos o consultorios de guardia.