Salud fortalece el almacenamiento y conservación de vacunas

julio 18, 2012

Para ello la cartera sanitaria distribuirá 42 heladeras y 3 grupos electrógenos entre los hospitales regionales y las zonas sanitarias de la provincia.

El ministerio de Salud, a través del programa de Inmunizaciones y Vigilancia de las Enfermedades Inmunoprevenibles, distribuirá 42 heladeras y 3 grupos electrógenos destinados a reforzar la cadena de frío para el almacenamiento de vacunas.

La responsable del programa de Inmunizaciones, Josefina Luro, informó que “se priorizaron los efectores que presentaban mayor necesidad de ampliar o mejorar su capacidad de almacenamiento de vacunas para el mantenimiento de la cadena de frío”, todo ello “de acuerdo al diagnóstico de situación realizado por las coordinaciones zonales del ministerio de Salud”.

La distribución contempla que el vacunatorio de la zona sanitaria I recibirá siete heladeras; al vacunatorio del hospital Castro Rendón de esta capital se le entregará una; mientras que las zonas sanitarias II, III, IV y V recibirán seis heladeras cada una. Las diez restantes serán direccionadas a la zona sanitaria Metropolitana, que abarca toda la ciudad de Neuquén y un amplio grupo poblacional a vacunar de localidades aledañas.

A la Zona Metropolitana, Zona I y Zona II además de las heladeras también se les destinará un grupo electrógeno para soporte de las heladeras de almacenamiento zonal.

“Las vacunas son inmunobiológicos que deben mantenerse entre determinados rangos de temperatura para su conservación y efectividad”, confirmó Josefina Luro y agregó que “se hace necesario contar con recursos y equipamiento de calidad y en cantidad, sin dejar de contemplar una atenta mirada de los vacunadores, que observan y monitorean la conservación en forma continua registrando los valores de temperatura para asegurar la termoestabilidad del inmunobiológico”.

Las nuevas heladeras y los grupos electrógenos fueron adquiridos por el programa provincial de Inmunizaciones y Vigilancia Inmunoprevenibles, con el apoyo del Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles (Pronacei).