Ruiz afirmó que no cambia el destino de los fondos de renegociaciones petroleras

noviembre 10, 2009

Lo hizo este mediodía, en conferencia de prensa. Aclaró que el dinero se aplicará para la ejecución de obras públicas previstas y, para el pago a proveedores, solo se utilizarán los fondos ociosos de la Fiduciaria Neuquina SA.

En una conferencia de prensa que se hizo este martes 10 de noviembre al mediodía en el ministerio de Hacienda y Obras Públicas, la titular de esa cartera, Esther Ruiz, dejó en claro que “no hay cambio de destino de los fondos” de la extensión de los contratos petroleros y afirmó que el dinero sigue aplicándose “a obras públicas, a viviendas y a equipamiento de salud, tal cual lo dice la ley Nº 2615″.

Ruiz-acompañada por los subsecretarios de Ingresos Públicos, Alfredo Mónaco, y de Hacienda, María Vaqueiro de Albiger- señaló que se trata de un movimiento  ”estrictamente financiero y no hay una captación de partidas presupuestarias para otros fines”, como gastos corrientes.  Para esto se necesitaría una ley que avale dicha operación y “no es nuestra intención pedir un cambio de destino”, reafirmó.

Admitió que el gobierno neuquino necesita fondos para saldar deudas, cuyo monto asciende a los 270 millones de pesos entre pagos a proveedores, obras públicas y acreencias internas (organismos y empresas públicas).  Sin embargo, explicó que los recursos se obtendrán de “fondos ociosos con los que cuenta la fiduciaria y que están a la espera de obras aprobadas”, es decir, aquellas obras de envergaduras con plazos de ejecución prolongados.

El ejecutivo tomará hasta 118 millones de pesos de esos fondos a medida que vayan ingresando y, a cambio, le dará a Fiduciaria Neuquina “letras” -documentos- del Tesoro a dos años, a un 6 por ciento anual, al igual que el Plan de Asistencia Financiera (PAF), según precisó Ruiz.

Presupuesto

Esta operación, autorizada por la ley Nº 2665 y el decreto  provincial Nº 1996/09, tiene el objetivo de otorgarle mayor rentabilidad a los fondos. A la vez, permite dar respuesta a las necesidades financieras de obtener un “presupuesto equilibrado”, un objetivo que procura el gobierno provincial y sobre el cual Ruiz señaló que se logra en la medida en que “todos los recursos ingresen”.

Indicó que actualmente “los recursos que presupuestamos no son los que vamos ejecutando en la fecha” y, a modo de ejemplo, mencionó la situación con los fondos del Plan de Asistencia Financiera (PAF): la provincia pidió a Nación 278 millones, de los cuales sólo recibió 205, unos 73 millones de pesos menos. Añadió que, si a estos recursos se le suman los gastos originados en la atención dada a los sectores de Salud y Educación, quedan justificadas las necesidades financieras. Y  afirmó que la proyección de deuda alcanza “los 300 millones de pesos”.

Financiamiento

Según puntualizó la ministra, el mecanismo de financiamiento a través de las letras del Tesoro no implica eliminar la afectación originaria de los recursos de la ley Nº 2615  a obras y equipamiento, sino que es una manera más que tiene la fiduciaria de realizar colocaciones financieras alternativas a las que se realizan en el sistema financiero.

Las letras serán instrumentadas mediante pagarés emitidos por la Tesorería General de la provincia. Serán intransferibles y no tendrán cotización en los mercados de valores locales e internacionales.

Consultada sobre la utilización de los fondos, Albiger  informó que se ejecutan en cuotas que “no llegan los 40 millones de pesos mensuales” para pagar a proveedores, contratistas y contratos. “La intención es achicar proveedores a los 60 días”, acompañó Ruiz.

Cancelación de aguinaldos y sueldos

Luego, la ministra Ruiz, ante una  consulta puntual, no descartó que dichos fondos sean utilizados para el pago de aguinaldos y sueldos. “Estamos previendo el pago de proveedores, descomprimirlo un poco y, cuando llegue el momento del pago del aguinaldo, veremos si los necesitamos”.

Agregó que, por el momento, “no tenemos acopiado” el dinero para el pago de la segunda cuota del sueldo anual complementario (SAC) y desde el ministerio se contempla “aplicar la misma ingeniería para el pago del aguinaldo de diciembre de 2008″, es decir, cancelar la cuota del aguinaldo en diciembre y los salarios en enero. “La intención es pagar el cien por ciento del aguinaldo en el vencimiento, para lo cual utilizaremos este dinero o la cuenta  unificada”, sostuvo.

Pago al ISSN y organismos públicos

Durante la conferencia, la ministra reiteró la intención del gobierno provincial de “cancelar deudas internas”, o sea, aquellas que se mantienen con los organismos y empresas públicas tales como el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) y el Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN).

También instó a los organismos a “ver el modo de achicar pasivos; de esa manera, todos nos quedamos con un pasivo más chiquito y así el Tesoro provincial terminará mandando la diferencia al ISSN y reducimos toda esta demanda que hay de pagos”.