Desde la cartera Social aseguraron que se mantendrá la atención de los sectores más perjudicados durante todo el fin de semana.

El ministro de Desarrollo Social, Alfredo Rodríguez, confirmó esta mañana que la Provincia continuará asistiendo a los damnificados por el temporal de lluvia y viento que aconteció el fin de semana pasado en la región. El funcionario recorrió desde temprano diversos barrios del oeste neuquino, relevando casos junto a trabajadores sociales y agentes comunitarios.

Además de integrar el Centro Operativo de Emergencias junto a otros funcionarios provinciales, Rodríguez coordinó las tareas de asistencia directa en los 47 Centros de Promoción Familiar dependientes de su cartera. Asimismo, encabezó los operativos de recepción y contención de evacuados en los seis establecimientos dispuestos para tal efecto.

En su recorrida por Cuenca XV, el titular de Desarrollo Social expresó: “Aunque las inclemencias climáticas quedaron atrás debemos sostener los mecanismos de asistencia a los sectores más vulnerables que sufrieron las consecuencias del temporal”, indicó y agregó que “250 agentes comunitarios continuarán trabajando en los CPF durante todo el fin de semana, en los barrios, como lo hemos hecho desde que comenzó el operativo preventivo”.

Cifras de la asistencia

La cartera Social reveló cifras y datos de la asistencia que llevó a cabo en la provincia desde que comenzó el temporal que azotó la región esta semana. Además de integrar el Centro Operativo de Emergencia junto a otras áreas de Provincia y el municipio, coordinó acciones en los 47 centros de promoción familiar, abarcando y relevando todos los casos de mayor vulnerabilidad social en riesgo.

Según se informó desde el ministerio, se entregaron: 4 mil módulos alimentarios, elementos para la construcción, 3 mil colchones, 3 mil frazadas. Además se satisfizo la necesidad básica de agua potable y se proveyó con bonos de gas a todas las familias que lo necesitaron. Asimismo, se repartieron pañales para niños y adultos.

Rodríguez destacó: “El operativo, que comenzó el viernes pasado con la declaración del estado de alerta, continuará brindando asistencia en los barrios neuquinos y en el interior de la provincia” y concluyó: “Desde hoy comenzamos a normalizar la asistencia a comedores, en los lugares donde estén dadas las condiciones para su operación”.