Así lo indicaron desde la subsecretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Para ello se realizó un relevamiento terrestre y avistamiento aéreo de verificación integral de la zona hidrocarburífera en riberas, costa y curso del río.

Con referencia a la publicación de un medio gráfico regional en el día de la fecha, donde se comunica sobre el derrame avistado por vecinos del municipio de Rincón de los Sauces en la costa del río Colorado, el secretario de Estado de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Esquivel, informó que no ha habido ninguna denuncia de rotura de instalaciones ni de derrames por ninguna circunstancia. Tampoco han ocurrido lluvias que pudieran originar algún tipo de afectaciones.

Por otra parte, indicó que las empresas tienen la obligación legal de informar sobre la existencia de cualquier derrame o situación ambiental que ocurra dentro de sus yacimientos.

Como consecuencia de ello, las autoridades de aplicación y las empresas petroleras de la jurisdicción están realizando tareas de inspección para identificar el origen y las causas que hayan determinado la presencia de la mancha oleosa en las aguas del río Colorado, que incluyen relevamiento terrestre y avistamiento aéreo de verificación integral de la zona hidrocarburífera en riberas, costa y curso del río, con inspectores de la secretaría de Ambiente, el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco), el municipio y la subsecretaría de Hidrocarburos, en conjunto con técnicos de la empresa YPF SA.

En el avistamiento aéreo se relevó el estado ambiental actual de las márgenes y suelo emergidos, no encontrándose en todo el trayecto efectuado vestigios visibles que concuerden con la naturaleza y el volumen enunciado en la mencionada nota.

También se realizó una filmación del recorrido, de la cual se entregará una copia a cada uno de los intervinientes, donde se puede visualizar el estado de las riberas y las piedras emergidas sin observarse vestigios de lo sostenido en la nota periodística. Además, se tomaron registros fotográficos que se adjuntarán al informe correspondiente.

Desde la secretaría de Estado de Ambiente se señaló que como conclusión del relevamiento aéreo realizado aguas arriba y recorriendo el río hasta avanzar en jurisdicción rionegrina, no se logró identificar ningún indicio de la existencia de presencia de hidrocarburos ni de iridiscencias oleosas en ningún sitio. En este sentido, se informó que continuarán los trabajos necesarios para esclarecer esta circunstancia, que no excluye haber sido ocasionada por un vertido clandestino originado por terceros, ajenos a alguna empresa concesionaria.

Datos del informe

En el documento se destaca que la Provincia, a través de sus autoridades de aplicación, lleva adelante programas de control muy rigurosos y con programas de recambio de instalaciones deterioradas. También realiza estudios de comportamiento de caudales en descarga en cauces aluvionales, que se están completando y que involucran a todas las empresas y yacimientos de la región de Rincón de los Sauces en la cuenca del Río Colorado, tarea que se coordinó con técnicos de las empresas y organismos del Estado provincial y del Coirco y que se encuentra ejecutando la Universidad Nacional del Comahue.

Se indica también que se afectaron al municipio de Rincón de los Sauces 1.926.000 pesos para realizar – bajo convenio con la secretaría de Ambiente- las tareas conjuntas de control de Policía de los hidrocarburos.

Además, se aclara que las empresas petroleras son responsables de la calidad, estado y conservación de sus instalaciones y que a las roturas y pérdidas les corresponden infracciones y multas que son severamente sancionadas por la Ley de Ambiente provincial Nº1875, que están en el orden de aplicación máximo de 6.200.000 pesos, que se actualizan según el ajuste del valor JUS, aplicable en la regulación de honorarios de letrados.

Asimismo, se señala que la política ambiental de la provincia de Neuquén tiene por objetivo la protección de los recursos naturales y en particular los recursos hídricos, en sus elementos fundamentales aire, suelo y agua, “por ello trabajamos en profundizar la fiscalización y control de yacimientos, para alcanzar la seguridad técnica en cada una de las operaciones y obtener la pérdida cero en cada instalación hidrocarburífera”.

Por último, se resalta como muy positivo el hecho de haber logrado integrar programas e inspecciones conjuntos con áreas técnicas de los organismos afectados al control ambiental de instalaciones de recursos hídricos, subsecretaría de Hidrocarburos, el Coirco y el municipio, “siendo nuestra premisa esencial la de cambiar malas prácticas, viejos usos y abusos por buenas prácticas, con técnicas, metodologías y tecnología moderna, para lo que la comunicación y la transparencia en las actuaciones es uno de los ejes de fundamental importancia”.