Gutiérrez participará el lunes de una reunión con el gobierno nacional y mandatarios de la región para tratar los aumentos en la tarifa de gas.

El gobernador Omar Gutiérrez, en conferencia de prensa, este mediodía confirmó que ayer con su par de Río Negro, Alberto Weretilneck, consensuaron llevar adelante una reunión para tratar los aumentos tarifarios del gas, el próximo lunes a las 15 horas, en el ministerio de Energía de la nación, donde participará el titular de la cartera, Juan José Aranguren; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, los gobernadores de las provincias patagónicas, intendentes y equipos técnicos.

“El presidente está al tanto de esta situación y manifestó su decisión para que se conforme esta mesa y sea abordado con rapidez. Lo planteamos ayer, estábamos en Córdoba, hicimos las llamadas a Buenos Aires y agendamos esta reunión rápidamente”, acotó Gutiérrez.

Consultado sobre un subsidio a la tarifa del gas para la región dijo que “es una posibilidad; se está analizando el impacto que ha tenido y se va a trabajar para técnicamente el día lunes en esa mesa poder alcanzar las distintas propuestas. Le encargué al ministerio de Energía de la provincia los estudios respectivos, el ministro Aranguren encargó sus estudios, Alberto Weretilneck por Río Negro encargó también sus estudios”.

Sostuvo que “es una propuesta que está siendo elaborada y lo primero que vamos a hacer es presentarla a la mesa. Se hablará del impacto que tuvo el precio del gas en los distintos sectores. Puesto que, cuando se pretende hacer una adecuación tiene que ser en términos de razonabilidad y aquí se excedió esto. Lo que no debe suceder ante esta situación es tapar cuál era la realidad existente hasta aquí, que los valores que se estaban pagando eran irrisorios, habían complejos pymes pequeños del sector hotelero en ciudades y pueblos del sur de la provincia estaban pagando 300 o 400 pesos cuando nosotros reclamamos durante años el reconocimiento de un valor de la molécula del gas más justo y equitativo para la producción local de Neuquén, siempre decíamos que la factura del consumo residencial en Capital Federal era irrisoria”.

Aclaró que “también teníamos aquí, en algunos emprendimientos, un valor irrisorio, no vamos a desconocer esa situación, al reconocerla tenemos que encontrar un punto intermedio para conciliar y acordar dichas medidas”.

“La factura del gas en Neuquén y en todas las provincias tiene un alto componente impositivo, entonces habrá que ver -con detenimiento- cómo se genera esa cascada impositiva que termina incrementando más que proporcionalmente el costo final de la boleta de gas”, advirtió el gobernador y sumó que “no podemos desconocer que hay que encontrar una solución y que rápidamente el gobierno nacional reconoció esta situación y se abocó a encontrarla”.

En la rueda de prensa, los periodistas le consultaron al mandatario también sobre la relación del nuevo precio de la molécula de gas y el nuevo tarifario de distribución domiciliaria, a lo que respondió que “durante mucho tiempo los neuquinos subsidiamos el precio del consumo del gas, el 25 por ciento se importa a valores superiores al que se le reconoció a la producción de Neuquén. Está fuera de discusión”.

Detalló el gobernador que “se podría decir que 5,20 dólares el millón de BTU en invierno y 5,60 en verano está muy por debajo del costo de importación que tiene ese 25 por ciento de gas que se sigue importando para el consumo domiciliario y para el desarrollo de la industria y los comercios en el país. La Argentina pierde de generar puestos de trabajo, pierde en dólares que se remiten al exterior al importar energía, entonces la medida de reconocer a Neuquén un precio justo y equitativo por debajo aun del costo de importación, favorecerá el cuidado y la facilitación de puestos de trabajo”.