La medida afectará a camiones de más de 3.500 kilogramos en rutas nacionales y en los accesos a la ciudad de Buenos Aires. Regirá el miércoles 16 de abril de 18 a 23,59, el jueves 17 de abril de 8 a 14, y el domingo 20 de abril de 18 a 23,59.

La dirección nacional de Vialidad (DNV) informó que el miércoles, jueves y domingo próximos quedará restringida -en determinadas franjas horarias- la circulación de camiones de más de 3.500 kilogramos en rutas nacionales y en los accesos a CABA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires). La restricción será para el miércoles 16 de abril de 18 a 23,59, el jueves 17 de abril de 8 a 14, y el domingo 20 de abril de 18 a 23,59.

El objetivo de la medida es facilitar el desplazamiento vehicular y prevenir siniestros de tránsito durante el fin de semana largo de Semana Santa.

La veda regirá en los sentidos ascendente (salida) el miércoles 16 de abril de 18 a 23,59 y el jueves 17 de 8 a 14; y en sentido descendente (regreso) el domingo 20 de abril de 18 a 23,59 en las siguientes rutas nacionales, en los tramos que se especifican, en ambas manos de circulación:

Ruta Nº 22 desde ciudad de Bahía Blanca (Buenos Aires) hasta la provincia de Neuquén.

Ruta Nº40 desde empalme con la Ruta Nacional N° 234, provincia de Neuquén hasta la ciudad de Esquel, provincia de Chubut.

Ruta Nº 231 desde empalme con la Ruta Nacional N°40, hasta Paso Cardenal Samoré, en la provincia de Neuquén.

Ruta Nº 237 desde empalme con la Ruta Nacional N°22, provincia de Neuquén, hasta empalme con la Ruta Nacional N°40, provincia de Neuquén.

Quedan exceptuados de la restricción los transportes de leche cruda -sus productos derivados y envases asociados-; de animales vivos; de productos frutihortícolas en tránsito; vehículos exclusivos de prensa y unidades móviles de medios de comunicación audiovisuales; de atención de emergencias; de asistencia de vehículos averiados o accidentados; de cisterna de traslado de combustibles; de gas natural comprimido y gas licuado de petróleo; de gases necesarios para el funcionamiento de centros sanitarios; de medicinas y de transporte a disposición final de residuos sólidos urbanos; y vehículos que deban circular en cumplimiento directo e inmediato de una orden judicial.

Trabajan en conjunto la dirección nacional de Vialidad, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), la secretaría de Transporte, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), Gendarmería Nacional, gobiernos provinciales y cámaras empresarias del transporte automotor de cargas.