Técnicos del EPAS trabajan desde la madrugada en el sector donde se produjo la fisura. Advierten que podría haber baja presión de agua en las zonas aledañas.

Como consecuencia de la fisura en un acueducto detectada durante la madrugada de hoy, el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informó que algunos barrios de esta capital podrían sufrir baja presión en el suministro de agua potable en las próximas horas.

El inconveniente se registró a las 05.30 horas, en el acueducto de 150 milímetros, ubicado en la intersección de las calles Arabarco y Avenida del Trabajador, en el barrio El Progreso de la ciudad de Neuquén.

Un equipo técnico operativo del organismo se encuentra trabajando en el lugar con el objetivo de descubrir la cañería y proceder a su reparación. Se estima que los trabajos finalizarán cerca del mediodía.

Por esta razón, el barrio Municipal  podría percibir baja presión en el suministro de agua potable. Ante cualquier consulta podrán comunicarse con el Centro de Atención al Usuario, llamando al 0800 222 4827.