El EPEN ya envió las cuadrillas de la delegación Zapala para trabajar sobre la línea de 33 kilovoltios que se encuentra cortada. Según estimaciones, la falla se produjo por las tormentas que en estos momentos se producen sobre las localidades de Buta Ranquil y Barrancas.

Personal del Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN), delegación Zapala, se trasladó este mediodía hacia la Estación Transformadora de Filo Morado para reparar la línea de 33 kilovoltios que, según estimaciones, tuvo una falla producto de las tormentas que en estos momentos se producen sobre las localidades de Buta Ranquil y Barrancas.

En paralelo, el organismo enviará durante esta semana y si es necesario la próxima también, personal especializado para normalizar el abastecimiento de energía a las localidades de Piedra del Águila y Santo Tomás, cuyos usuarios se vieron afectados el pasado domingo 25 por fallas en las instalaciones eléctricas pertenecientes al EPEN.

Informaron que las tareas mencionadas generarán algunos cortes de energía parciales que afectarán los suministros de alumbrado público y sectores residenciales, los que se comunicarán oportunamente.