Renovaron tableros y transformadores de la estación de bombeo Buena Esperanza

marzo 8, 2010

Los nuevos equipos, que permiten una mejor administración del sistema de bombeo que provee de agua a Cutral Co y Plaza Huincul, fueron adquiridos con fondos de ley Nº 2.615, de renegociación de las concesiones hidrocarburíferas. La inversión alcanza los 7 millones de pesos.

Se inauguraron oficialmente hoy las subestaciones y nuevos controles de la planta de bombeo Buena Esperanza, que provee de agua potable a las localidades de Cutral Co y Plaza Huincul. La obra tuvo una inversión de 5.419.185 pesos, y consistió en la renovación de los tableros eléctricos y la construcción de una sala, en donde fueron ubicados los equipos para una mejor preservación.

Participaron el intendente de Cutral Co, Ramón Rioseco; el secretario de Recursos Naturales, Guillermo Coco; el subsecretario de Servicio Públicos, Gustavo Nagel y el presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Nelson Damiani.

Los nuevos tableros reemplazan a los que se incendiaron en febrero de 2008, que tenían 20 años de antigüedad. Guillermo Coco manifestó que “tras el incendio, al poco tiempo el gobierno licitó nuevos equipos y transformadores” para la planta. El secretario informó además que se compraron dos nuevas bombas, “por lo que la inversión total alcanza los 7 millones pesos”, dijo.

Desde la planta de bombeo se extrae agua del río Neuquén, se potabiliza y se transporta a través de un acueducto de 40 kilómetros hasta Cutral Co y Plaza Huincul. El EPAS suministra el agua en bloque y los municipios administran la distribución a la red domiciliaria.

Gustavo Nagel, en tanto, señaló que “con la instalación de los transformadores y los variadores de potencia, se está dando más confiabilidad al sistema”. Sostuvo además que se podrá administrar mejor la extracción y distribución por el acueducto.

Por su parte, el presidente del EPAS, Nelson Damiani, detalló que la obra consistió en la construcción de dos nuevos tableros: un tablero para tres bombas de 540 HP y otro para 3 bombas de 340 hp; también se cambiaron transformadores y se construyeron gabinetes para contener los tableros. El costo total de la obra fue financiado con fondos de la ley Nº 2.615, de renegociación de concesiones hidrocarburíferas, indicó el funcionario.