El gobernador Omar Gutiérrez entregó esta mañana a los operadores el decreto provincial extendiendo dichas concesiones. Los beneficiarios representan el 65% de los productores con una antigüedad de más de ocho años como operadores del mercado, de un total de 52 titulares de puestos existentes en la actualidad.

El gobernador Omar Gutiérrez entregó esta mañana a las autoridades y productores del Mercado de Concentración de Frutas y Verduras del Neuquén SAPEM, el decreto provincial por el cual se renueva y extiende a 99 años el contrato de concesión de 34 de los 52 puestos que actualmente funcionan en dicho mercado.

El plazo de vigencia del nuevo contrato se establece de forma improrrogable, pero con la posibilidad de transferencia familiar o hereditaria.

El mandatario destacó que “esto se logró con un debate constructivo, en el cual se priorizó el diálogo”.

Dicha norma legal firmada por Gutiérrez aprueba los contratos que -de aquí en más- se suscriban entre los productores con una antigüedad de más de ocho años como operadores del mercado y este organismo dependiente del ministerio de Producción e Industria.

Esta mañana, Gutiérrez concurrió al Mercado Concentrador, ubicado en ruta provincial Nº 7, kilómetro 5 del Parque Industrial Oeste, acompañado por el titular de la entidad, Guillermo Koenig, miembros del directorio y los 34 productores titulares de los puestos.

En la ocasión, el gobernador manifestó que “este acto se trata de una misión cumplida, algo que ustedes nos habían pedido y yo había encomendado al directorio, a fin de acordar con los operadores un sistema de contratos de largo plazo, con un máximo de 99 años, que les permita contar con seguridad jurídica para promover la inversión privada”.

El mandatario destacó que “esto se logró con un debate constructivo, en el cual se priorizó el diálogo” y agradeció “a los puesteros y operadores por haber confiado en el gobierno, por haber tenido paciencia, haber presentado sus problemáticas e inquietudes con respeto. Esto nos lleva a un fortalecimiento del desarrollo colectivo, familiar y social”.

“Este decreto y los contratos que se firmen a partir de ahora son un paso más para seguir creciendo, con compromiso social, porque la provincia siempre está junto a los productores, en las buenas y en malas, y los seguiremos acompañando en todo momento”, dijo Gutiérrez.

El Mercado Concentrador del Neuquén es el principal portal de ingreso de frutas y verduras a la Patagonia.

Detalló que “la extensión de los contratos es específica para la actividad de comercialización, la cual debe ser mayoritariamente venta de frutas, verduras y huevos, en un 90 por ciento aproximadamente”.

Además, indicó que “una vez transcurridos los dos primeros años de la firma del presente contrato, el productor podrá ceder o transferir el derecho de comodato del puesto, siempre que se destinen a la operatoria frutihortícola y afines del Mercado”.

Sobre el Mercado de Concentración del Neuquén

El Mercado Concentrador del Neuquén es el principal portal de ingreso de frutas y verduras a la Patagonia y, desde septiembre de 2018 a la fecha, ingresaron al predio un total de 99.826.694 kilos. De acuerdo con los registros, el 29% es mercadería que se produce en la zona, observándose que cada año esta participación es mayor.

Durante todo el año se generan espacios de capacitación tendientes a proporcionar herramientas técnicas para productores y operadores frutihortícolas zonales. Al tiempo que, desde el ministerio de Producción e Industria, se sigue apoyando económicamente a aquellos productores que necesitan de financiación para adquisición de maquinaria y herramientas.

Junto con el personal técnico de esta cartera provincial y el Centro Pyme-Adeneu se asiste y representa a la provincia en la Mesa Hortícola Zonal, en la que se discuten los lineamientos y tendencias en la producción hortícola. En estos momentos se está debatiendo la implementación de las Buenas Prácticas Agrícolas que serán obligatorias a partir de 2020 para la producción hortícola.

En el presente año se le brindó un espacio dentro de la administración del mercado al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), que abrió una oficina para consultas y trámites administrativos. A partir de este año se designó un representante de los productores como miembro activo dentro del directorio del mercado, donde se discuten los lineamientos y políticas a seguir por la entidad.

En cuanto a obras, este año y con fondos provinciales se llamará a licitación para la construcción del techo que cubrirá la playa principal de operaciones del mercado. De esta forma se agregan 7.720 metros cuadrados de superficie cubierta, lo que le permitirá a los operadores y productores del mercado trabajar de manera más cómoda y organizada.

También este año se llegó a un acuerdo por tierras que circundan al mercado y estaban en conflicto. De esta forma se recuperaron nueve hectáreas para su desarrollo.

El plazo de vigencia del nuevo contrato se establece de forma improrrogable, pero con la posibilidad de transferencia familiar o hereditaria.

Como nuevas iniciativas, se presentó ante la municipalidad de Centenario el proyecto de loteo de las ocho hectáreas que se encuentran al lado del mercado y se obtuvieron todas las factibilidades técnicas de los servicios de luz, agua, cloacas y gas. Dicho emprendimiento consta de 30 lotes de 2.500 metros cuadrados aproximadamente cada uno con la posibilidad de todos los servicios (agua, cloacas, luz, gas, telefonía, internet) en la puerta del mismo para la radicación de empresas agroindustriales que se encuentren además integradas al MCN generando nuevos operadores.

Se licitaron nuevos puestos y se pusieron en funcionamiento sectores que estaban sin desarrollar, incentivando la instalación de nuevos actores dentro del mercado. De esta manera se busca diversificar la oferta de productos y servicios.

En julio pasado, el Mercado representó a varios productores de la provincia en la feria Rural de Palermo, en la ciudad autónoma de Buenos Aires, con la presencia de un market dentro del stand de la provincia, desde el cual se ofrecieron para la venta y degustación vinos, sidras, jugos, mieles, aceite de oliva y tejidos de fibras naturales.