A partir del próximo martes, la dirección de Comercio Interior y Defensa del Consumidor de la provincia realizará relevamientos en todas las cadenas de supermercados nacionales que tienen sedes en Neuquén.

A partir del próximo martes 8 de octubre, la dirección de Comercio Interior y Defensa del Consumidor de la provincia realizará relevamientos en todas las cadenas de supermercados nacionales que tienen sedes en la ciudad de Neuquén y en el interior provincial y que están adheridas al congelamiento de precios. Este relevamiento se anticipa al lanzamiento del nuevo índice de precios que próximamente impulsará el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), al que se plegarán aproximadamente 20 provincias.

Así lo confirmó el titular del área, Martín Reigada, quien señaló que se controlará el stock de productos y precios a raíz de “haber recibido reclamos de consumidores por la falta de productos en góndolas”. El funcionario indicó que en controles realizados con anterioridad pudieron detectar una constante por faltantes de entre 15 y 20 por ciento de productos.

Reigada informó que los datos que surjan del relevamiento serán elevados a la secretaría de Comercio Interior de la Nación. “Ya avisé a Nación que le vamos a mandar toda la información que relevaremos acá en la zona y también nos vamos a extender en el interior”, dijo.

Por otro lado, respecto de los precios advirtió que aún no se han relevado pero que ya constataron algunos «casos aislados» que fueron reconocidos por los supermercados. Agregó que las situaciones de anormalidad que más se reiteran son “la falta de productos, la falta de señalización de los mismos o cuando no avisan del cambio de un producto por otro».

También precisó que al respecto “no tenemos una estadística hecha y nos está llegando información de diferentes tipos de productos, y te encontrás que dentro de los listados de congelamiento hay productos que no están y siguen sin estar en las góndolas de los supermercados” y añadió que “a los consumidores las empresas les dicen que las fábricas no los entregan, y queremos corroborar si el problema es del supermercado o del proveedor”.

Con el poder de contralor que la dirección de Comercio Interior y Defensa del Consumidor ostenta, Reigada informó que ingresarán al depósito de los supermercados para chequear si los productos solicitados por los consumidores están disponibles en las góndolas.

Reigada recordó que en línea con esta modalidad de trabajo, en relevamientos anteriores los trabajadores de la dirección de Comercio Interior y Defensa del Consumidor han ingresado a depósitos “y en algunos supermercados hemos encontrado que se había recibido mercadería y no estaba en góndola, y nos quedamos hasta que los productos estén disponibles en las góndolas”.

Inclusive –agregó- “nosotros no avisamos cuando vamos a ir a tal o cual supermercado, si ahora estamos diciendo que el martes comenzamos con el relevamiento”. “Una vez que vamos, a la semana volvemos a ir para ver si todo está en orden”, finalizó.