Se refiere a declaraciones del titular del Consejo Profesional Ambiental, Martín Islas sobre posible contaminación del río Limay. El organismo provincial indicó que “no se cuenta en el ámbito de Recursos Hídricos con antecedentes de estudios que señalen que la calidad del agua no sea apta para todos los usos, con lo cual no hay indicadores que puedan generar alarma en la población”.

Autoridades de la dirección provincial de Recursos Hídricos respondieron ayer a las declaraciones efectuadas en distintos medios de comunicación por Martín Islas, presidente del Consejo Profesional Ambiental, el cual se refería a la situación sanitaria del río Limay.

Específicamente, los funcionarios de este organismo indicaron que se cursó una nota a dicho consejo profesional a fin de solicitar “la inmediata presentación de la documentación que pruebe y convalide las declaraciones de Islas”; al tiempo que se destacó que “no se cuenta en el ámbito de Recursos Hídricos con antecedentes de estudios que señalen que la calidad del agua no sea apta para todos los usos, con lo cual no hay indicadores que puedan generar alarma en la población”.

Del mismo modo se aclaró que “Recursos Hídricos de la Provincia es el organismo responsable de la gestión de los recursos hídricos y autoridad de aplicación del código de Aguas, según ley Nº 899, con jurisdicción en todo el ámbito provincial”.Además que, “ya sea un consejo profesional o un simple vecino, cualquier anomalía relacionada a los cursos de agua que se detecte, debe ser denunciada ante este organismo para que tome la intervención en el caso”.

El organismo lamentó que “en este caso el titular de un consejo profesional tan respetado, realice aseveraciones sin ningún argumento científico y poniendo en alerta a toda la población de un tema sensible a los neuquinos”.En particular, “si hay vertidos clandestinos e ilegales, una vez detectados y en forma inmediata, se notifica al municipio correspondiente, quien tiene el poder concedente y ejerce el poder de policía para su normalización”.

Confirmaron que, en cuanto a los controles que lleva a cabo la Provincia, “se efectúan en conjunto con la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) desde hace más de diez años. Se trata de control y monitoreo permanente de la calidad de las aguas de los ríos, lagos y arroyos de toda la provincia mediante la determinación de parámetros físico-químicos y bacteriológicos. También, la dirección de Recursos Hídricos -con financiamiento del Fondo Hídrico Provincial- realiza el monitoreo en 71 puntos para la determinación de parámetros físico-químicos incluidos nutrientes, identificación de didymopheniageminata (alga invasora-moco de roca) y otras mediciones biológicas”.

Por otra parte, en conjunto con la AIC, participa como todos los años “en el muestreo de aptitud para el uso del recurso con contacto directo (balnearios) el cual se ha iniciado en la presente semana, y consta de 5 muestreos distribuidos a lo largo de 30 días a fin de determinar la media geométrica de e-coli”.

En particular y dado el crecimiento poblacional localizado en la zona del departamento Confluencia, indicaron que “se diseñó en forma conjunta con la secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la AIC y Recursos Hídricos, un programa de monitoreo de la calidad de las aguas de los tramos inferiores de los ríos Limay y Neuquén, el cual prevé el análisis en más de 120 puntos de dichos ríos”.El nuevo programa busca intensificar los estudios y análisis del agua, ampliando la cantidad de puntos de muestreo en relación a los actualmente vigentes, para complementar la información en pos del mejoramiento de los controles.