Recuerdan las medidas de prevención frente al dengue

octubre 9, 2009

Si bien la provincia del Neuquén es considerada una zona de bajo riesgo debido a su clima seco y sus fuertes vientos, desde la subsecretaría de Salud recomendaron evitar la acumulación de agua limpia en recipientes al aire libre y protegerse si se viaja a lugares donde circula el virus.

La subsecretaría de Salud de la provincia ofreció una actualización de las medidas de prevención del dengue, a través de las direcciones de Epidemiología y Estadísticas, a cargo de Claudia López, y de Medio Ambiente y Zoonosis, a cargo Juan Carlos Alloa. Los especialistas recordaron que el último brote epidémico de dengue impactó en muchas regiones de la Argentina y que la provincia del Neuquén está incluida en la región considerada de bajo riesgo por las autoridades sanitarias nacionales, debido a la baja humedad, la presencia de fuertes vientos, y la escasez de lluvias.

López explicó que el dengue es una enfermedad viral, en la que “la persona manifiesta un síndrome febril, acompañado por malestar general, dolor de cabeza y muscular, dolor detrás de los ojos, dolor del cuerpo. Es un cuadro muy parecido a lo que sería un estado gripal, pero también suele haber dolor de articulaciones y pueden aparecer manchitas en la piel como una erupción”, y agregó que se debe tener en cuenta si esa persona estuvo en una zona donde circula el virus.

La enfermedad no se contagia de persona a persona sino que requiere de un vector, el mosquito Aedes Aegypti, que debe estar infectado para poder transmitir el virus al humano. “El mosquito se infecta cuando pica a una persona que esté en período agudo de su enfermedad, es decir la primer semana de fiebre”, explicó la jefa del departamento de Epidemiología.

El tratamiento para una persona infectada se llama tratamiento de sostén, que consiste en un tratamiento que calma o alivia los síntomas. Todavía no hay una vacuna que prevenga la enfermedad. “La prevención radica en no permitir que los huevos del mosquito se desarrollen. O sea: hay que evitar los criaderos del mosquito donde se acumula agua limpia estancada”, agregó López.

También señaló que una persona puede enfermarse más de una vez por dengue, ya que existen cuatro serotipos o diferentes tipos de virus que pueden afectar al ser humano. López aseguró que la mayor parte de las personas se curan, “pero pueden reinfectarse, porque la enfermedad deja cierta inmunidad pero no evita que uno pueda volver a tenerla, e incluso la combinación de algunos serotipos, que puedan generar reacciones más severas en el organismos como el dengue hemorrágico o el shock cardiovascular”.

Prevención

La principal medida de prevención del dengue es impedir la presencia del mosquito trasmisor en la región. Para ello se debe evitar la reproducción, eliminando las superficies de agua limpia estancada que sirven de criaderos de los huevos del mosquito.

Las principales medidas de prevención son:
• Desechar todos los objetos inservibles capaces de acumular agua que se encuentren a la intemperie.
• Desmalezar patios, jardines, baldíos, etc.
• Mantener boca abajo los recipientes que no están en uso, como baldes, frascos, botellas, cubiertas, etc.
• Tapar todos aquellos recipientes que se mantengan con agua (tanques domiciliarios).
• Cambiar el agua de jarrones, bebederos y peceras al menos cada tres días.
• Despejar canaletas y recodos para que corra bien el agua.

Por último, las personas que viajen a zonas donde hay circulación sostenida del virus, tanto en Argentina (provincias del noreste, noroeste y centro del país); como en Paraguay, Uruguay, Brasil y demás países tropicales, deben tomar recaudos y utilizar repelentes, ya que pueden estar expuestos a la picadura del mosquito. Si al regresar se presentan signos y síntomas, deben efectuar la consulta médica de manera inmediata en el establecimiento de salud más cercano.