Autoridades y técnicos del ministerio de Desarrollo Territorial visitaron la Asociación de Fomento Rural Carran Cura, donde se realizaron trabajos en vertientes y un arroyo. También se tomó contacto con integrantes de la comunidad mapuche Ancatruz, con quienes se analizaron alternativas para paliar los efectos de la sequía en la zona.

Autoridades y técnicos del ministerio de Desarrollo Territorial visitaron esta semana distintos parajes del departamento Collón Curá donde residen pobladores de la Asociación de Fomento Rural (AFR) Carran Cura y de la comunidad mapuche Ancatruz. Durante la jornada recorrieron una obra de agua que se ejecutó en el último año y analizaron con productores alternativas para paliar los efectos de la sequía.

De la actividad participó el subsecretario de Producción, Javier Van Houtte, la directora provincial de Desarrollo Rural, Amalia Sapag, y técnicos del Proyecto de Desarrollo Rural de la Patagonia (Proderpa) y del Centro PyME-Adeneu.

Con integrantes de la AFR Carran Cura recorrieron una obra que se ejecutó para la mejora en la captación, almacenamiento y distribución de aguas superficiales, que tiene como beneficiarias a unas doce familias del lugar.

Van Houtte explicó que “quisimos responder a la invitación de la AFR de recorrer la obra y felicitarlos por lo hecho, sabiendo que con este proyecto no se termina nada, y que los desafíos por delante y los problemas siguen apareciendo en un escenario complejo, con el 75 por ciento de la provincia en emergencia por sequía. Es importante destacar la forma en que se trabajó. Esta obra es el resultado de un montón de pasos que se han dado y a la vez nos muestra todo lo que falta por hacer”.

Agregó que “hay que destacar que la obra formó parte de un proyecto que fue priorizado por los propios productores en el ámbito del Comité Local de Desarrollo Rural (CLER) Collón Curá. En este caso nos encontramos con organizaciones fortalecidas, con técnicos comprometidos que entienden que es necesario traducir los problemas en proyectos concretos”.

En el lugar se realizaron trabajos de captación de vertientes y sobre el arroyo Sañicó y la instalación de sistemas de almacenamiento, distribución y riego, para lo cual se colocaron tanques australianos, un equipo de bombeo, cuatro mil metros de manguera y los accesorios necesarios.

Las tareas, que se realizaron en Carran Cura y Mallín Largo, demandaron una inversión de 175 mil pesos aportados desde el Instituto de Juegos de Azar, que fueron administrados por el Centro PyME-Adeneu. El proyecto se ejecutó de manera conjunta entre la subsecretaría de Producción de la provincia y la subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación.

El presidente de la AFR, Juan Aquito, explicó que el sistema está en un período de prueba, con distintos resultados dependiendo de la disponibilidad o no de agua. Agregó que “planteamos en el CLER el problema que teníamos y pudimos armar con los técnicos el proyecto, para poder hacer una pequeña represa en el arroyo Sañicó y colocar ocho tanques, uno de los cuales cuenta con bomba solar”.

También destacó la visita de los funcionarios para que “puedan conocer la realidad del lugar y lo que se ha hecho”.

Durante la jornada también se visitaron distintos parajes de la comunidad Ancatruz. Junto con el lonco Carlos Ancatruz se tomó contacto con familias del lugar y se analizaron alternativas para la distribución de agua que permitan contribuir a paliar las consecuencias de la sequía en el corto plazo.