El ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya y el coordinador ejecutivo del Prosap, Jorge Neme, verificaron este fin de semana las obras que ya se encuentran en su etapa final de ejecución. Estos trabajos demandaron una inversión de 26 millones de pesos y está previsto que beneficien a más de cien productores del área urbana, rural y agroindustrial de la localidad.

La obra de electrificación rural para la zona urbana, rural y agroindustrial de Añelo ya se encuentra en su etapa final de ejecución, lo cual motivó que el pasado sábado autoridades provinciales y nacionales visitaran esa región y verificaran el avance de estas tareas. En tal sentido se realizó un llamado al cumplimiento de las obligaciones contraídas por parte de los inversores del sector privado.

Estos trabajos corresponden a una iniciativa del estado provincial, canalizada a través del ministerio de Desarrollo Territorial con fondos provenientes del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap) por un monto total de 26 millones de pesos y que beneficiarán a más de cien productores de las zonas urbana, rural y agroindustrial de Añelo.

La visita del fin de semana la realizaron el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya y el coordinador ejecutivo del Prosap, Jorge Neme.

Durante el recorrido, Neme calificó de “formidable” la infraestructura para el “servicio productivo de la provincia encarada por el gobernador Jorge Sapag” y comentó que el programa “tiene en marcha con el Estado neuquino un programa muy ambicioso de obras, entre las cuales ésta es una de las más emblemáticas y que el propio gobernador Sapag nos había demandado al principio de su gestión de gobierno”.

Y sostuvo que “estamos muy conformes y satisfechos de poder inaugurarla, seguramente con alguna presentación de la señora presidenta de la Nación”.

Bertoya explicó que “estas eran tierras fiscales que -en una convocatoria pública- el gobierno puso a disposición de los particulares que quisieran hacer desarrollos en la zona y hay un atraso importante de parte de ellos en la inversión. Con esta obra, el ministerio a mi cargo terminó con todas las obligaciones que el Estado tenía, así que ahora tenemos fuertes expectativas y vamos a ejercer todas las acciones para que esta obra se ponga en uso”.

Detalló que “la provincia se endeudó para lograr su desarrollo productivo y necesitamos que estas personas y empresas hagan los esfuerzos necesarios para la concreción del proyecto que nos convocó a realizar estas inversiones”, afirmó el ministro.

 

Más obras para la zona productiva

Por otro lado, el ministro Bertoya también indicó que “el gobierno de la provincia realizará en los próximos días el llamado a licitación para la ejecución de dos mataderos, tres centros de comercialización y la mejora del sistema de riego de San Patricio del Chañar”.

A esto se suma que “están listo los trabajos para instalar mil kilómetros de líneas eléctricas en toda la provincia; además de las próximas convocatorias del Sistema Provincial del Manejo del Fuego y la intervención en otros mataderos y frigoríficos de la provincia como los que licitaremos en Buta Ranquil y Tricao Malal. Luego será el turno de Andacollo, Loncopué, Aluminé, Chos Malal, la planta de subproductos en Zapala. También habrá un matadero en Añelo, otro en Senillosa para abastecer el Departamento Confluencia y uno más en Junín de los Andes”.

Finalmente, remarcó Bertoya que “con la culminación de las obras de electrificación en Añelo “hemos terminado este fuerte endeudamiento que comentaba el licenciado Neme, para fortalecer toda la estructura productiva de la provincia y dar igualdades en todo el territorio”.

 

Electrificación para Añelo

Según el responsable del área de Energías del Prosap, Carlos González Gebhard, “la inversión beneficiará a unos 100 productores de la localidad, la zona urbana y agroindustrial de la ciudad”.

González Gebhard detalló que “la obra consta de una red nueva de alimentación de 33 kilovoltios con una subestación de última generación para el tipo de proyecto rural que estamos hablando, con toda una red de distribución eléctrica y una realimentación hasta el sector de la Corporación Forestal Neuquina (Corfone) y otros emprendimientos agrícolas que están al final del camino. Para el otro lado tenemos la realimentación de Añelo que llega hasta San Patricio del Chañar”, afirmó.

En total se necesitaron 26 millones de pesos –financiados por el Prosap- para la prolongación de la línea de media tensión de 33 kilovoltios Planicie Banderita-Dique Compensador Portezuelo hasta la subestación transformadora Añelito, en una longitud de ocho kilómetros; una estación transformadora de 33 a 13,2 kilovoltios; una línea de distribución de 55,5 kilómetros para las áreas agroindustriales Centro, Oeste y Este de media tensión; 32 subestaciones transformadoras; 8 kilómetros de redes de distribución en baja tensión y una unidad terminal remota.