El ministerio de Salud y Desarrollo Social aconsejó mantener el cuerpo bien hidratado para evitar complicaciones por las altas temperaturas.

El nutricionista y referente del programa Punto Saludable del ministerio de Salud y Desarrollo Social, Samuel García aconsejó mantener el cuerpo hidratado y mencionó que el ser humano tiene en su cuerpo un promedio de 65 por ciento de agua, “y que cada día perdemos a razón de dos litros por orina, heces, sudor y respiración”. Agregó que “en el verano por las altas temperaturas perdemos medio litro más como mínimo”.

Ante esta situación “es necesario recuperar los líquidos porque el equilibrio del medio interno lo requiere y un organismo bien hidratado es un organismo sano”, explicó García.

Además, recordó que en todas las etapas de la vida “hay que dedicarle especial atención a la reposición de agua cuando hace calor y cuando sufrimos mayores pérdidas de líquidos, como al hacer ejercicio intenso, ante diarreas, quemaduras, vómitos o fiebre”.

Recomendaciones

Cuando hace calor, los adolescentes a partir de 14 años, los adultos y las personas mayores deben tomar entre 2,5 litros de agua como mínimo (10 vasos de agua por día) Las personas que hacen actividad física deben prestar gran atención a la rehidratación.

Las mujeres embarazadas deben incrementar en 300 mililitros al día su ingesta de agua. Aquellas en etapa de lactancia, deben aumentar su ingesta de agua en 700 mililitros al día.

Se debe estar muy atentos a las personas mayores, ya que con la edad disminuye la sensación de sed y la capacidad renal.

Los niños son mucho más sensibles a la deshidratación y a los golpes de calor, por lo que es importante ofrecer líquidos frecuentemente sin esperar que tengan sed. También hay evitar bebidas con azúcar (jugos y gaseosa) al igual que bebidas alcohólicas.

García también aconsejó “acompañar la hidratación con agua con el consumo de frutas y verduras”, e indicó que estos grupos de alimentos “aportan el requerimiento adicional de sales minerales. Entre ellos el potasio está presente en la banana y el tomate, siendo los cítricos una excelente fuente de magnesio”.

Por otro lado, el nutricionista dijo que “las bebidas alcohólicas, aún aquellas de baja graduación, no son la mejor opción para lograr una buena hidratación”, y agregó que “el alcohol tiene un efecto diurético, razón por la cual aumenta la pérdida de agua por orina”.