Recomiendan medidas para prevenir accidentes con monóxido de carbono

mayo 22, 2009

La cartera de Salud aconsejó limpiar y controlar la instalación y el funcionamiento de los aparatos que se utilizan para generar calor en el hogar. La zona metropolitana es el área sanitaria que registra mayor cantidad de casos por inhalación del gas.
Debido a las bajas temperaturas que se registran en la región, la subsecretaría de Salud recordó a la población las medidas de prevención y los recaudos que se deben considerar para evitar inconvenientes relacionados a la inhalación de monóxido de carbono. Este gas letal que no presenta olor ni color puede provocar múltiples inconvenientes de salud que van desde un desmayo hasta la muerte. 

De acuerdo con los datos sanitarios que maneja la cartera de Salud en lo que va del año se registraron 30 casos de intoxicación, cifras que comparadas con las del año anterior en igual periodo manifiestan una disminución de dos casos.

En cuanto al mapa provincial, el área que acumula los mayores registros es la zona metropolitana que abarca la capital neuquina, y posee un listado de 15 intoxicados por monóxido de carbono. En comparación al mismo periodo del año 2008, se evidenció una disminución en 9 casos.

La zona sanitaria cuarta que comprende las localidades de San Martín y Junín de los Andes, Villa la Angostura, las Coloradas, y alrededores, registra seis casos. En tanto que las demás zonas sanitarias poseen registros que oscilan entre dos y tres intoxicados por inhalación del gas.

El monóxido de carbono se produce por la combustión incompleta del carbono presente en materiales como la leña, el carbón, el gas, el kerosene, el alcohol, el gasoil y la nafta. La inhalación de este gas letal puede provocar serios problemas en la salud, situación que empeora en ambientes reducidos o carentes de oxígeno.

Las medidas de prevención y los recaudos que se deben adoptar en el hogar para evitar cuadros de intoxicación están relacionados a la limpieza, la correcta instalación y el control en el funcionamiento de los aparatos que se utilizan para generar calor. A su vez, se sugiere que los trabajos sean realizados por personal calificado en la materia.

También se aconseja observar que el color de la llama generada sea azul, y prestar atención a la presencia de restos carbonosos de color negro en paredes, ollas y pavas. Lo que no se recomienda es utilizar el horno o las hornallas de las cocinas para calefaccionar el ambiente.

Los síntomas de intoxicación están relacionados a fuertes dolores de cabeza, náuseas, vómitos, irritación de ojos y nariz, decaimiento y mareos. Ante la presencia de estos indicios es preciso apagar los artefactos que generan calor, ventilar el ambiente y concurrir al centro de salud más cercano.