Aconsejan a los productores que administren este compuesto, tras un monitoreo realizado en campos ganaderos del interior, donde se constató que la plaga se encuentra en estado “adulto”, aumentando su movilidad.

A partir de un monitoreo de plagas realizado durante la primera quincena de enero en los campos ganaderos de Junín de los Andes, Loncopué y Zapala, técnicos de la dirección provincial de Desarrollo Productivo, verificaron el terreno e instaron a los productores a la aplicación de cebo tóxico para el control de la población de tucuras, la cual -según constataron- se encuentran en mayor proporción en estado “adulto”.

Se informó que a diferencia de años anteriores, la distribución de la plaga es heterogénea, detectándose mallines con altas poblaciones y otros en los que son muy bajas. Además, en todos los sitios monitoreados se pudo constatar que la población está integrada casi en su totalidad por adultos voladores.

En este sentido, desde el área se informó que para este estado de la plaga es necesario que los productores cambien la estrategia de control, utilizando el cebo tóxico, producto que se prepara con rebacillo de trigo y producto agroquímico. Además, se indicó que teniendo en cuenta que el estado “adulto” de la plaga tiene por finalidad reproducirse y colocar los huevos que darán origen a la infestación de la temporada 2016/17, un buen control en este momento redundará en menores poblaciones y en menores daños.

El trabajo forma parte del Programa Provincial de Monitoreo y Control de Tucuras, dependiente de la subsecretaría de Producción y esta semana repetirá la experiencia en Aluminé.

Ante cualquier consulta, se solicita contactarse con las Agencias de Producción locales a través de las cuales se brinda asesoramiento técnico y también cuentan con equipamiento e insumos, o con la dirección de Sanidad Vegetal al (0299) 4438803.

Control biológico

En forma complementaria a las acciones realizadas mediante el control químico, durante diciembre se culminó la segunda campaña de inoculación del controlador biológico Paranosema locustae, organismo que ataca a las poblaciones de tucuras y que, en el mediano y largo plazo se espera que produzca su estabilización, evitando la ocurrencia de brotes con carácter de plaga.

La inoculación se inició en la temporada 2014/15 abarcando en los dos años una superficie total de 1300 hectáreas en las localidades de Junín de los Andes, Aluminé, Loncopué y Andacollo y zona de influencia.