Recomiendan hervir el agua para consumo en algunos sectores de Neuquén capital

enero 24, 2012

Es por la turbidez que presenta en los lugares abastecidos desde el río Limay, que representan un 20 ó 25 por ciento de la ciudad. La medida es “precautoria y necesaria” porque ayer a la tarde un pico de turbidez hizo que el cloro en red se empiece a consumir más rápido. Si bien algunos estudios tienen resultados a las 48 horas, se hace la recomendación “por una responsabilidad con el vecino”.

El gerente general del Servicio Neuquén del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Daniel Nabaes, recomendó este martes al mediodía que los vecinos de Neuquén capital afectados por la turbidez de agua de red en sus hogares hiervan el agua y la dejen reposar antes de consumirla. Aclaró que el inconveniente afecta a quienes se abastecen con el antiguo sistema que capta desde el río Limay, lo que representa “un 20 ó 25 por ciento de la ciudad”.

También explicó que “hay otra forma de proveerse de agua para consumo, que es simplemente acudir a algún vecino, compañero de trabajo o familiar que esté en una zona que tiene agua cristalina, que es la que se provee del sistema Mari Menuco”.

“Con llenar algunos bidones limpios con agua potable de esos lugares donde el agua es cristalina, tendríamos para consumo del día sin tener que comprar agua mineral o envasada”, sostuvo y agregó que “si no pueden conseguir eso por una cuestión de movilidad, que hiervan el agua y la dejen reposar”.

El gerente explicó que “si bien hasta ayer a la tarde el agua la podíamos considerar potable directamente de la red porque tenía cloro residual, ayer a la tarde tuvimos un pico de turbidez en el río Limay, lo que provocó que el cloro en red se empiece a consumir más rápido” y destacó que “desde el sábado pasado, que fue cuando comenzó el inconveniente, hemos intensificado los análisis en las redes de la ciudad de Neuquén”.

Aclaró que algunos de los estudios tienen resultados recién a las 48 horas, “pero antes de esperarlos, por una responsabilidad que tenemos con el vecino, les debemos decir que hiervan el agua”. Si la destinan a consumo humano, tienen que “hervir el agua un mínimo de diez minutos y dejarla reposar para que decanten los sedimentos más pesados”, dijo y aseguró que “es una medida precautoria y necesaria en este momento”.

Nabaes indicó que los sectores de la ciudad afectados son “fundamentalmente la zona de la Confluencia. Esto es desde Santa Genoveva y Villa Farrel hasta la zona de Confluencia Urbana y Confluencia Rural; y el sector Sur de la ciudad, que es Río Grande y todos los barrios que están pegados al río Limay”.

“Las partes Norte y Oeste de la ciudad tienen agua del sistema Mari Menuco, que garantiza una calidad de agua independiente de cualquier factor climático que pudiéramos tener”, señaló.

El funcionario remarcó que “es un momento de emergencia, no es un estado de régimen. Es una emergencia por lluvias fuera de lo normal” y afirmó que “ha habido cortes de rutas, pérdida de vidas humanas, destrozos en las chacras, y lamentablemente no podemos salir indemnes de esta situación”.

Por último, aseguró que los inconvenientes permanecerán hasta unas 24 horas después de que terminen las inclemencias climáticas que afectan al río Limay aguas arriba de Neuquén capital. “Una vez que cesen las tormentas, 24 horas más para que el río tenga otra vez el agua cristalina a la que estamos acostumbrados”, concluyó.