Las medidas están dirigidas a aquellos neuquinos que decidan viajar hacia el Centro y Norte del país o visitar Paraguay y Brasil.

El ministerio de Salud y Desarrollo Social recomendó medidas de prevención para las personas que tengan previsto visitar las regiones del Centro y Norte de la Argentina, como así también a los países de Paraguay y Brasil, porque esas zonas poseen circulación activa del mosquito aedes aegypti, transmisor del dengue, la chikungunya y el zika.

Al mismo tiempo, las personas que regresan de veranear en esas zonas deben prestar especial atención ante la aparición de síntomas específicos y no automedicarse.

En Neuquén no se detectó la proliferación de ese mosquito y los casos notificados son importados.

Casos importados

En la provincia del Neuquén se mantiene un consolidado sistema de vigilancia epidemiológica para distintas enfermedades, entre las que se incluye dengue, zika y chikungunya.

En el período 2011-2015 se notificaron al sistema de vigilancia nueve casos sospechosos de dengue, cuatro  casos de chikungunya y ninguno de zika. Luego de los estudios de laboratorio pertinentes que hay que realizar a todo caso notificado, junto a la valoración de la evolución clínica y búsqueda de los nexos epidemiológicos, resultaron finalmente confirmados un total de cuatro casos de dengue y un caso de chikungunya en estos últimos cinco años.

En lo que va de 2016 se notificaron tres personas con sospecha de dengue/chikungunya y uno de los casos se confirmó para dengue.

La jefa del departamento de Vigilancia Epidemiológica, Cecilia Felizia, expresó que “a todos los casos que aparezcan desde epidemiología los consideramos como importados, no autóctonos, es decir no se infectaron acá, porque el mosquito no está”.

Se trata de tres enfermedades virales diferentes, que pueden ser graves y que son transmitidas por el mismo mosquito: el aedes aegypti. Cuando este mosquito se alimenta con sangre de una persona infectada con alguno de estos virus y luego pica a otras, les transmite esta enfermedad. El contagio sólo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos, alimentos o de la leche materna.

Por ello, Felizia explicó que “es importante conocer dónde está presente el mosquito aedes aegypti” y detalló que “desde hace muchos años el aedes está ampliamente distribuido en la mayoría de los países de América del Sur. En la Argentina es un mosquito habitual para las provincias que integran la región Norte y en menor medida en la región Centro y Cuyo”.

En la región Sur de la Argentina no hay presencia de este mosquito, por lo que la enfermedad no puede propagarse. Para revalidar esto, el departamento de Salud Ambiental del ministerio realiza desde hace seis años una vigilancia especial para detectar la circulación de mosquitos aedes aegypti en la provincia.

Este procedimiento se realiza mediante la colocación de trampas específicas, denominadas ovitrampas, que están validadas para la vigilancia entomológica y que permiten la detección de huevos del mosquito. Las trampas se ubican en lugares estratégicos que podrían presentar condiciones favorables al ingreso y desarrollo de este mosquito; entre estos sitios se encuentra la terminal de ómnibus, las empresas de transporte de pasajeros y carga, y el mercado concentrador de frutas y verduras. Semanalmente se revisan y recambian.

La referente del departamento de Salud Ambiental, Irene Roccia, dijo que “este muestreo se realiza todos los años durante los meses de enero, febrero y marzo; y solo en dos temporadas -2010 y 2012- se detectaron trampas con huevos compatibles. En aquellas oportunidades fueron acondicionados y enviados al Centro de Referencia de Investigaciones Entomológicas de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba, quienes los identificaron como pertenecientes a la especie aedes aegypti”.

Roccia indicó que “en estos casos se concluyó que el vector probablemente habría ingresado a la provincia del Neuquén al ser transportado dentro de los vehículos, ómnibus o camiones de transporte procedentes de zonas endémicas. Estos mosquitos adultos (hembras) que ingresaron tuvieron la capacidad de oviponer. Dado que no se recuperó ningún estado larvario, pupa ni adulto, se considera que el vector, sometido a las condiciones ambientales prevalentes en nuestra provincia no es capaz de completar su desarrollo más allá del estadio de huevo”.

Desde Salud Ambiental informaron que todos los muestreos posteriores dieron resultados negativos a la presencia del mosquito.

Prevención

Para aquellos que tienen previsto viajar hacia las regiones del Centro y Norte de nuestro país, y en especial hacia países con circulación activa de estas enfermedades como actualmente son Paraguay y Brasil, se recomienda tomar medidas preventivas para evitar las picaduras de mosquitos: cuando se está al aire libre usar repelentes y renovarlo cada tres o cuatro horas, utilizar ropa que cubra brazos y piernas para disminuir la exposición; utilizar espirales o tabletas repelentes en las habitaciones; y para evitar la picadura en niños, es útil colocar tules en cunas y cochecitos de paseo.

Atención

Los turistas que regresan de veranear en las zonas identificadas y comienzan a presentar síntomas como fiebre; dolor detrás de los ojos y de cabeza; fuertes dolores musculares o de articulaciones; náuseas y vómitos; cansancio intenso; aparición de sarpullido en la piel; picazón y sangrado de nariz y encías, no deben automedicarse sino acercarse al centro de salud, hospital o clínica. Al mismo tiempo, indicar a los médicos en qué zona se estuvo de viaje.