Ante las altas temperaturas registradas en la zona, el EPEN solicitó cuidar el uso de energía eléctrica para evitar inconvenientes. Dentro de un mes estará funcionando un nuevo transformador en Rincón de los Sauces.

El Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) recomendó a la población hacer un uso racional de la energía eléctrica ante la ola de calor y los altos consumos registrados. Por el momento, salvo en Rincón de los Sauces, no se registraron grandes inconvenientes en las localidades donde el organismo provincial presta el servicio.

El presidente del EPEN, Francisco Zambón, dijo que en Rincón de los Sauces “no hay restricciones, pero la demanda está llegando a un límite en cuanto al transporte de energía”. Recordó que para paliar esa situación llegó hace una semana un nuevo transformador que se instalará a la entrada de la localidad y que se estima estará funcionando a fines de enero. “Mientras tanto, estamos gestionando para los próximos días la llegada de un generador de 1,5 MW para que funcione como reserva”, señaló.

En el país no hay problemas de generación, “aunque tampoco se vive una situación muy holgada”, comentó Zambón y explicó que se generan 25 mil MW mientras que ayer, durante el pico de consumo, la demanda llegó a los 23.700 MW. “Es decir que si bien alcanza para cubrir la demanda, no hay una reserva razonable ante alguna eventualidad, como la salida de funcionamiento de algún generador”, indicó.

La demanda de energía en la zona de injerencia del EPEN es de aproximadamente 170 MW, a los que hay que sumar otros 80 MW que se consumen en Neuquén y Plottier, donde opera la cooperativa CALF. Para este último conglomerado Zambón señaló que hay “energía disponible por las inversiones realizadas recientemente: la ampliación de la Estación Transformadora Gran Neuquén, un nuevo transformador de 10 MW en Plottier y la renovación de la estación Alto Valle, que nos dio más confiabilidad y algo más de potencia para Neuquén capital”.

Explicó que el aumento de la demanda en los últimos años “tiene mucho que ver con el auge de los aires acondicionados en los hogares y oficinas. Antes el pico de demanda se daba en horario nocturno, cuando se encendía el alumbrado público, mientras que ahora se produce en horas de la tarde, cuando hace más calor y comienzan a funcionar los aparatos de aire acondicionado”.

Recomendó a la población hacer un uso racional de la energía “graduando los aires acondicionados a no menos de 24 grados, no encendiendo luces cuando no haya gente en el hogar y tratando de no hacer grandes consumos como planchado y lavado de ropa en horarios pico”.