El director de Seguridad Vial, Lucas Gómez, brindó una serie de recomendaciones a la hora de transitar por las rutas neuquinas en esta época del año.

En una temporada de verano con récord de turistas y ocupación plena en los principales destinos, miles de personas transitan a diario las rutas de la provincia. Sólo a modo de parámetro, en la ruta nacional 237 a la altura de Collón Cura, en horario pico transitan alrededor de 600 vehículos por hora. En este escenario, desde la subsecretaría de Seguridad se insiste en respetar las medidas de seguridad al conducir, con el fin de mitigar el riesgo de incidentes viales.

Más allá de los operativos preventivos que en el marco del Operativo Pehuén despliegan los organismos de prevención y seguridad en diferentes puntos estratégicos de la provincia, lo cierto es que no hay mejor prevención que la que puedan generar los mismos conductores.

Por eso, el director de Seguridad Vial, Lucas Gómez, insistió en la importancia de evitar sobrepasos, respetar las velocidades y hacer que el viaje sea parte del paseo. También recomendó a los conductores estar siempre atentos, observar constantemente los espejos retrovisores para advertir las maniobras que realiza el de atrás, evitar viajar de noche y no viajar cansados. “Lo ideal es bajarse cada dos horas, despejarse, tomar alguna infusión, cambiar de conductor si es necesario, y continuar el viaje”, indicó.

Acerca de las tareas de pavimentación que se están realizando en diferentes rutas, como el caso de las rutas nacionales 237 y 40 y la ruta provincial 65 (esta última sin cortes de tránsito), Gómez indicó que “los cortes son intermitentes y están muy bien señalizados. En los lugares donde hay interrupción de una mano, nos van a hacer detener para que avance la caravana de un lado, y luego largan la caravana del otro lado. Es fundamental respetar las señales de los banderilleros”.

En relación con el comportamiento de los conductores durante esta temporada estival, Gómez expresó que “en líneas generales es bueno. La mayoría de los vehículos avanzan en caravana, respetan las velocidades, aunque siempre tenemos algunos imprudentes que hacen sobrepasos en zonas ciegas y van excedidos en velocidad”.

En torno a los niveles de siniestralidad durante esta temporada de verano, Gómez expresó que, si bien lamentablemente siguen ocurriendo siniestros viales, “los niveles se mantienen estables, sin haber aumentado considerablemente”.

Vale destacar que, días atrás, la Agencia Nacional de Seguridad Vial publicó la estadística de víctimas fatales a causa de siniestros viales que se produjeron en el país durante 2021. En ese informe, Neuquén quedó incluida dentro de las 6 provincias que contabiliza menor cantidad de víctimas, con 67 personas fallecidas, al igual que San Luis y Formosa.

Desde el Observatorio de Seguridad Vial provincial se cuenta con un registro estadístico de zonas de riesgo en rutas y caminos de la provincia. Con esta información recabada “el SIEN ha dispuesto ambulancias en zonas donde a través del observatorio identificamos como de alto riesgo”, concluyó Gómez.