Desde la cartera sanitaria se indicó que para la elaboración de alimentos se deberá utilizar el agua previamente desinfectada y seguir una serie de consejos.

El ministerio de Salud y Desarrollo Social difundió hoy una serie de recomendaciones a la población para consumir alimentos y agua segura.

Desde la cartera sanitaria se indicó que para la elaboración de alimentos se deberá utilizar el agua previamente desinfectada y seguir una serie de recomendaciones.

Uno de los aspectos destacados desde Salud fue mantener la higiene: lavarse las manos antes de preparar alimentos y a menudo durante la preparación; también después de ir al baño; y lavar y desinfectar todas las superficies, utensilios y equipos usados en la preparación de alimentos.

Otras recomendaciones fueron separar siempre los alimentos crudos de los cocidos y listos para consumir; limpiar las superficies y utensilios entre la manipulación de carnes crudas y carnes cocidas, vegetales u otras comidas listas para su consumo; y conservar los alimentos en recipientes separados para evitar el contacto entre los crudos y cocidos.

También se explicó que se deben cocinar completamente los alimentos, especialmente carnes, pollos, huevos y pescados; para los alimentos a base de carne picada, cuidar que no queden partes rojas en el interior y se recomienda el uso de termómetros; hervir los alimentos como sopas y guisos para asegurarse que alcanzaron los 70 grados centígrados; y recalentar completamente la comida cocinada.

Además, se destacó la importancia de mantener los alimentos a temperaturas seguras; no dejar alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de 2 horas; enfriar lo más pronto posible los alimentos cocinados y los perecederos (preferentemente bajo los 5 grados centígrados); mantener bien caliente la comida lista para servir (arriba de los 60 grados); no guardar las comidas preparadas por mucho tiempo, ni siquiera en la heladera; y no descongelar los alimentos a temperatura ambiente.

Si existen dudas respecto del agua de consumo, se recomendó hervir el agua porque eliminará la mayoría de los organismos presentes que causan enfermedades; si está oscura, hay que filtrarla por medio de paños limpios o permitir que se deposite y extraiga el agua clara para hervirla; hervir el agua por un minuto (no superar los cinco), dejarla enfriar y guardarla en contenedores limpios con cubiertas; si no puede hervir el agua, puede desinfectarse usando agua lavandina (agregar dos gotas por cada litro de agua, agitar bien y dejar reposar por 30 minutos antes de utilizarla).

Por último, se recalcó la importancia de usar agua potable o asegurarse potabilizarla antes de su consumo; seleccionar alimentos saludables y frescos; preferir alimentos ya procesados, tales como la leche pasteurizada; y lavar las frutas y hortalizas minuciosamente, especialmente si se consumen crudas.