La subsecretaría de las Mujeres expresó su oposición al proyecto de clases de defensa personal como mecanismo de prevención en situaciones de violencia familiar.

La subsecretaria de las Mujeres emitió un comunicado respecto del proyecto de ley que tomó estado público que presentó el diputado Gabriel Romero sobre clases de defensa personal como mecanismo de prevención en situaciones de violencia familiar. Se consideró que, lejos de representar una solución a la compleja problemática de la violencia familiar, agrava la situación de las víctimas que por su condición se encuentran en un estado de vulnerabilidad que esta propuesta no revertiría.

Según la subsecretaria del área, Patricia Maistegui, “esto se debe a que no se puede prevenir la violencia con más violencia. Debemos trabajar sobre las causas que son profundas y producto de una cultura machista. Es decir, tenemos que abordar los mandatos culturales que atraviesan a algunos varones  y mujeres”.

Además, “la construcción de una sociedad más equitativa y que permita el ejercicio de los derechos consagrados requiere un cambio cultural, que debemos desarrollar entre todos y todas. Necesita nuestro compromiso e involucramiento, evitando los atajos que nos lleven a profundizar la violencia”, sostuvo Maistegui.

La subsecretaría de las Mujeres, que fue mencionada en el proyecto como autoridad de aplicación, no participó en la elaboración del mismo.