Se trata de los cursos gratuitos que ofrece el programa Sembrar Conciencia, cuyo fin es dar respuesta a las exigencias crecientes en temas relacionados con la inocuidad de los alimentos, con énfasis en la manipulación y aplicación de agroquímicos.

Se llevó a cabo una jornada informativa destinada a promover las buenas prácticas agrícolas. Fue ayer por la mañana en instalaciones de la Escuela Provincial de Educación Agropecuaria (EPEA) Nº 2 de Plottier. Uno de los objetivos de las capacitaciones, enmarcadas en el programa Sembrar Conciencia, es mejorar la salud y las condiciones laborales de los trabajadores rurales y su familia, además de proteger el ambiente y sus repercusiones sobre el área urbana.

El programa en cuestión es el resultado de un trabajo articulado de los sectores público y privado de Neuquén y Río Negro, y surgió en 2007 a partir de una inquietud planteada por productores, empresarios exportadores frutícolas y expendedores de productos agropecuarios con respecto al uso y manejo de los agroquímicos en la producción de frutas en la región.

Entre las entidades del sector público participan actores tales como el ministerio de Producción y Turismo de la provincia del Neuquén, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). Mientras que por el sector privado lo hacen la Federación de Productores, la Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI) y el Registro de Trabajadores Rurales y Empresarios (Renatre), entre otros.

En esta ocasión, las charlas estuvieron a cargo de Juan Galatti, de la subsecretaría de Producción neuquina; Verónica Boltshauser, del Consejo Profesional de Ingeniería Agronómica de Río Negro; y José Carballo, coordinador de la dirección general de Capacitación del ministerio de Producción y Turismo neuquino.

Sembrar Conciencia es un trabajo mancomunado entre los sectores público y privado norpatagónico, con el objetivo de promover un sistema de producción, distribución, comercialización y consumo de frutas y hortalizas basado en las capacitaciones sobre Buenas Prácticas Agrícolas, a fin de garantizar el cuidado de la salud del productor, del consumidor y la protección del ambiente.

En las charlas se abordan temáticas como la historia de los plaguicidas; clasificación de los plaguicidas; estadísticas nacionales y locales; etiquetas y hojas de datos de seguridad; plaguicidas inhibidores de colinesterasas; organoclorados; piretroides; herbicidas; y rodenticidas, entre otros aspectos.