La actividad fue llevada adelante por la sociedad vecinal y contó con el acompañamiento del gobierno de la Provincia y la Cooperativa Calf.

Ayer, se llevó a cabo la décima barrileteada del barrio Altos del Limay, de Neuquén capital, un encuentro tradicional en ese sector de la ciudad, que fue organizado por la sociedad vecinal con el acompañamiento del gobierno de la Provincia y Cooperativa Eléctrica Calf.

Desde las 13, se remontaron barriletes, hubo sorteos, chocolatada, torta, batucada y los personajes infantiles le dieron color a una tarde de diversión en familia. En ese marco se inauguró la sede de la comisión vecinal construida con el presupuesto participativo que por ordenanza corresponde a este barrio.

El evento se desarrolló en el predio ubicado en Candelaria y Vitale donde estuvieron presentes el ministro de Gobierno y Justicia, Mariano Gaido, los subsecretarios de Gobierno y Justicia, Juan Pablo Prezzoli; y de Asuntos Públicos Osvaldo Llancafilo, el vicepresidente 1° de Calf, Rubén Domínguez, los asesores de gobierno Nilda Alambillaga y Diego Barrera y los concejales Andrea Ferracioli, Marcelo Marchetti y Abel Di Luca.

El subsecretario de Asuntos Públicos, Osvaldo Llancafilo, comentó que la actividad “es un fiel reflejo de lo que proponemos y promovemos, acciones basadas en la autogestión y la iniciativa de los mismos vecinos buscando revalorizar el sentido de pertenencia” y agregó que “las familias son las protagonistas y quienes planifican y organizan esta jornada recreativa que hay que mantener a lo largo de los años porque es un símbolo que forma parte de la identidad de Altos del Limay”.

Amilcar Salías, presidente de la Sociedad Vecinal indicó que “en esta ocasión se cumplen 10 años de la actividad y los vecinos están muy entusiasmados por el aniversario y por el evento que forma parte de nuestra identidad como barrio».

Durante la jornada se inauguró la sede de la comisión vecinal construida con el presupuesto participativo que por ordenanza corresponde a este barrio.